5 escapadas a tu aire por Portugal

03, 05, 2020

Tanto si ya conoces su fabulosa capital, Lisboa, como si nunca has pisado el país vecino, merece la pena ir preparando tu próximo viaje a Portugal. Y es ideal por varios motivos: porque puedes llegar sin problemas en coche, porque abarca una amalgama impresionante de paisajes, por su gente, su gastronomía y los buenos precios que nos ofrecen. Y aún hay mucho más: sus playas, su historia…¿seguimos? Otro detalle: no es imprescindible que dispongas de muchos días para recorrer el país de norte a sur. Es más, nosotros recomendamos dosificarlo. De esta manera siempre tendrás una excusa para volver y combatir así la inevitable "saudade" portuguesa.

A continuación te presentamos 5 rutas clásicas por el país luso, perfectas para disfrutar en escapadas de 4 o 5 días, o combinar dos de ellas en un viaje de una semana o diez días. Además, hemos buscado 5 opciones de alojamiento  para que preparar tu viaje sea aún más fácil.


Alentejo: viñedos y costumbrismo

Arrancamos nuestro viaje rumbo al sur de Portugal. A la altura de Extremadura y casi como una extensión de los paisajes castellanos que tan bien conocemos, encontramos el Alentejo, una región plagada de pueblecitos blancos, campos de trigo y olivos, castillos medievales, como el de Marvao, en la sierra de San Mamede, murallas, artesanías y en definitiva, la que es considerada como la esencia de Portugal.

Algunas paradas obligatorias en esta ruta ideal para los amantes de la “carretera y manta” son Estremoz (no te pierdas sus mercados locales) o Évora (en la foto), la capital de Alentejo interior. El Alentejo sur, menos popular que el norte en las rutas turísticas, esconde auténticas maravillas, como Beja y su castillo medieval, donde es fácil acceder especialmente si viajas desde Sevilla o Huelva en ruta hacia Lisboa. Otros “imprescindibles” son los pueblos de Mértola, Moura (famoso por su aceite) o Alcázar do Sal.

Sugerencia Travelzoo: te proponemos tomar Évora como base de operaciones para tu ruta y disfrutar así de ese aire de turismo rural ideal para desconectar. Y para ello, una buena opción es alojarse en el Tivoli Évora Ecoresort, premiado con el Travellers' Choice 2020 de TripAdvisor y certificado con el sello Clean & Safe por haber adaptado todas las medidas anti-COVID necesarias.


Lisboa, Sintra y Cascais, el triángulo infalible

Sabemos que Lisboa da mucho de sí, no en vano es uno de los destinos favoritos de los españoles a la hora de disfrutar de una escapada europea, pero nuestra propuesta es que aproveches tu visita a la capital para explorar sus impresionantes alrededores. Sintra fue declarada Patrimonio de la Humanidad en 1995 y es una de las visitas que se recomiendas encarecidamente si vas a pasar más de tres días en la zona de Lisboa (está a unos 20 minutos en coche). Es el hogar de palacios de cuento: el Palacio da Pena (en la foto) o la Quinta da Regaleira.

Cascais es el lugar perfecto si, además, quieres disfrutar de las playas del Atlántico. Se trata de un antiguo pueblo pesquero donde veraneaban artistas y aristócratas (se dice que el escritor Ian Fleming ideó allí a su James Bond), por ello encontrarás allí un casco histórico plagado de residencias señoriales y, en general, una arquitectura de lo más interesante. Cuenta con su propio Barrio de los Museos.

Sugerencia Travelzoo: para tu alojamiento en Lisboa, te recomendamos un hotel bien comunicado y práctico para poder disfrutar a fondo de todo lo que ofrece la capital y, al mismo tiempo, aparcar tu coche sin problemas: el Inspira Santa Marta Hotel & Spa 4*, premiado como el "Mejor Ecohotel de Lujo" por los World Luxury Hotel Awards 2018 y 2019. 


Oporto, Guimarães y Braga: el encanto del norte

Poco que añadir sobre Oporto, uno de los destinos de moda y que ha ido creciendo en popularidad en los últimos años. Tanto si ya la conoces y has disfrutado de su buen clima atlántico y de sus archiconocidos vinos, como si aún está en tu lista de “pendientes”, no podía faltar en nuestras recomendaciones. Es más, te proponemos sendas excursiones a las ciudades de Guimarães y Braga.

En el caso de Braga, estamos ante la tercera localidad con más población del país, y por tanto tiene mucho que ofrecer. Entre sus imprescindibles, la Catedral de Braga y el Santuario do Bom Jesus do Monte. Guimarães es la ciudad donde comenzó la reconquista portuguesa, y su casco histórico es Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO desde 2011. Entre sus joyas arquitectónicas está el Pazo de los Duques de Braganza y su impresionante castillo. Si tienes unos días extra para recorrer el norte de Portugal, otra opción puede ser acercarte a Viana do Castelo.

Sugerencia Travelzoo: Alójate en el ABC Hotel Porto - Boavista, un 4* a pie de metro de la estación Casa da Música y muy cerca de la emblemática Torre de los Clérigos y la librería Lello, una de las más bonitas del mundo y que inspiró la saga de Harry Potter. 


Algarve: el sol de Atlántico. Playas, grutas y cuevas

Son 240 kilómetros de costa con interesantes contrastes y donde se puede disfrutar del sol durante casi la totalidad del año. Al lado de las localidades más turísticas y conocidas, como Faro, Lagos o Albufeira, se encuentran recónditos pueblecitos de pescadores y lugares como Tavira (con un ambiente más familiar y tranquilo) u Olhao. Para admirar los paisajes tradicionales costeros del Algarve, con sus playas rocosas, cuevas y grutas, la ruta de Albufeira es de visita obligada. Desde allí podrás llegar fácilmente a Quarteira, el bonito pueblo pesquero de Carvoeiro (en la foto) y Lagos. Si nos tenemos que quedar con algo de su gastronomía, sin duda el pescado de la zona es el rey indiscutible. Un plato típico que combina varias especialidades de la zona: la cataplana. ¡No puedes abandonar Portugal sin degustar esta delicia marinera!

Sugerencia Travelzoo: El Residencial Marés, en la tranquila localidad costera de Tavira, es una base ideal para visitar el Algarve. Justo enfrente del hotel, tienen paradas los barcos con destino a la playa de la isla de Tavira. 


La ruta Atlántica clásica: de Lisboa a Oporto

Calcula al menos unos 4 días para hacer este viaje bordeando la costa del Atlántico, y disfrutando de las bondades de las dos grandes ciudades del país y todo lo que encontrarás en el camino, que es mucho en los aproximadamente 300 kilómetros que separan Lisboa y Oporto. Y aquí tendrás más margen para diseñar tu viaje, según si prefieres disfrutar de las playas o te interesa más las peculiaridades arquitectónicas y monumentales de cada lugar.

Además de las ya mencionadas Sintra y Cascais, y arrancando tu ruta desde Lisboa, te proponemos pasar por el Faro da Roca (el tercero más antiguo de Portugal) desde donde disfrutarás de unas vistas fantásticas sobre el Atlántico, Alcobaça, Aveiro (conocida como “la Venecia portuguesa gracias a sus canales) o las playas de Costa Nova.

Sugerencia Travelzoo: Para tu parada en Aveiro, te proponemos una estancia de una noche en el hotel Aveiro Palace 4*. Situado en un edifico histórico en el centro de la ciudad, tiene vistas al canal central y a los populares barcos "moliceiros" de Aveiro. Las playas de Costa Nova quedan a 10 minutos en coche.

Ofertas relacionadas Ofertas relacionadas; Más

Más ofertas y recomendaciones