¿Cómo encontrar un viaje chollo de última hora?

07, 09, 2021

Hay muchas maneras de buscar, preparar y reservar tu viaje. Hay personas que lo hacen con mucha antelación, otros que lo hacen algunos días antes y los que buscan sus ofertas de viajes de última hora. De estos últimos es de los que vamos a hablar a continuación.

Todos tenemos muchas preocupaciones y tareas diarias que hemos de cumplir. De hecho, en general, lo hacemos porque luego tendremos la compensación con unas merecidas vacaciones. Pero, en muchísimas ocasiones, la rutina diaria nos asalta de tal manera que no tenemos tiempo de buscar nuestro próximo viaje.  

¿Y entonces qué ocurre? No nos queda tiempo, nos entran las prisas y nos desesperamos. ¿Nos quedaremos sin viaje o sin nuestras vacaciones? La respuesta es NO. Aún te queda una oportunidad: los chollos de viajes de última hora.


Pero, un inciso: ¿qué es un chollo de última hora?

La definición de un viaje de última hora es aquel que se realiza con dos semanas de anticipación (o menos) al día de salida. Empezaré diciendo que eso es un riesgo, puesto que las posibilidades de encontrar un buen viaje se reducen significativamente. De todos modos, al mismo tiempo, también podría convertirse en una oportunidad. Hay que tener paciencia, buscar el equilibro y decidirse rápido.

El caso es que, en muchos casos, si las plazas de las aerolíneas, agencias de viajes, hoteles o cruceros, no están completamente reservadas 14 días antes de la salida, lanzan grandes descuentos para cerrar sus ventas. Es justo el momento para cazar el chollo.

Playa de Xagó (foto de Guillermo A. en Unsplash)

A continuación te explicaré algunos consejos para que puedas buscar ofertas, descuentos y promociones y puedas encontrar el viaje que mejor te convenga:

  • Busca ofertas y no destinos
  • La oportunidad está en lo que nadie quiere
  • Cambia de estación
  • Sé flexible
  • Alerta con los vuelos
  • Los "vuelo + hotel" pueden ser muy baratos
  • Llama directamente al hotel
  • Una gran alternativa: los cruceros
  • Contrasta siempre
  • Organízate (aunque sea a última hora) y no incurras en gastos innecesarios

1.  Busca la mejor oferta; olvídate del destino de tus sueños

El hecho de que no reserves con antelación tiene un inconveniente claro: pierdes capacidad de elección. Queda lo que queda. No te engañes ni te vuelvas loco buscando. Si fuera así, todos reservarían en el último minuto. Abre tu mente. Busca ofertas y no destinos. Yo una vez pensaba viajar a Croacia, pero encontré un chollo a Albania y descubrí un destino maravilloso a la mitad de precio. Nunca se sabe.

Investiga, compara, contrasta. Planifica bien tu búsqueda y déjate sorprender por los chollos.

Piensa en el precio. Puede ocurrir que haya alguna plaza que ha quedado libre y cómo no queda tiempo la empresa la pone a la venta a un precio muy reducido para poder venderla rápido. Bingo. 


2. Ve a contracorriente, busca lo que nadie quiere

Huye de los destinos de moda, o que están en tendencia alcista, al revés: busca lo que a nadie le interesa en ese momento. En lugar de escoger tu destino favorito, podrías reducir el coste yendo a un destino similar y menos conocido que ofrezca prácticamente lo mismo.

Por ejemplo, si quieres viajar a Mallorca y reservar un hotel en pleno agosto, las posibilidades de encontrar algo serán remotas. Busca en la montaña, puede que en el los Pírineos haya un hotel precioso con piscina esperándote.


3. Cambia de estación

Siguiendo un poco con el consejo anterior, para encontrar un viaje de última hora barato es clave que vayas a contracorriente. Una excelente idea es buscar destinos donde el periodo de verano sea temporada baja. Ya sabes, con menor demanda, aumenta la disponibilidad y los precios descienden.

Por ejemplo, si viajas a Nueva Zelanda en agosto te encontrarás con el invierno en el hemisferio sur, por lo tanto, su temporada baja. Las temperaturas no serán precisamente calurosas allá, sobre todo en la isla sur, pero los precios –dentro de su media- lo notan, tanto en los vuelos, como en el alquiler de autocaravanas, estancia o actividades en destino. 


4. Sé flexible

La flexibilidad es uno de los mandamientos principales de los buscadores de chollos. Si te obsesionas con una hora o una fecha, seguramente te puedes sentir impotente.  Por ejemplo, los horarios de vuelo menos populares (como los vuelos muy temprano en la mañana) son generalmente mucho más baratos que las horas punta (media mañana o tarde). Por ejemplo, un vuelo para viajar a París a las 7 de la mañana te puede costar alrededor de los 20€ y sobre las 12h unos 60€. Tres veces más.

Si puedes, piensa en viajar entre semana. Los precios se reducen considerablemente con respecto a los fines de semana (viernes, sábado y domingo), que es cuando la mayoría de la gente tiene tiempo libre.

Además, si bien un vuelo directo puede ser tentador, te puede costar un ojo de la cara las semanas previas al viaje. Los vuelos sin escalas pueden costar hasta el doble de lo que pagarías si tuvieras una o dos escalas. Pasarás más tiempo en el avión, pero te ahorrarás mucho dinero.

El Arco del Triunfo (foto de Willian W. en Unsplash)

5. Atent@ a los vuelos

No hay que olvidar que los vuelos son la parte fundamental de muchos viajes. Y son la parte más importante del presupuesto. Hay que buscar el vuelo más barato. Ten en cuenta que las tarifas aéreas oscilan mucho: incluso bajan y suben durante el mismo día. Es como la bolsa.

Por eso hay que estar atento. La mejor recomendación es registrarse en todas las newsletter de metabuscadores como Skyscanner o Kayak o de las aerolíneas que te interesen (luego podrás cancelarlas) y poner alertas con el lugar de salida y el destino. Así, podrás recibir los cambios que se produzcan y, si ves un chollo potente, lanzarte a por él antes que nadie.


6. Échale un vistazo a las ofertas de "vuelo + hotel"

Se trata de una de las mejores opciones para los que busquen chollos de viaje de última hora. Hay muchísimas combinaciones de los billetes de avión y los hoteles. Casi siempre te será más fácil un chollo de vuelo + hotel que una oferta del vuelo y el alojamiento por separado. Hay muchos ejemplos de vuelos + hotel a precios muy tentadores si quieres viajar por Europa: Budapest, Praga, Roma...

Incluso existen casos de viajeros que han comprado vuelo + hotel y no han utilizado el hotel porque les salía más barato que solo el vuelo por separado. Las ofertas combinadas también son rápidas y fáciles y, por lo general, no implican mucha planificación.

Parlamento de Budapest frente al río (foto de Dan Novac en Unsplash)

7. Llama directamente al hotel

A veces, el online no va tan rápido como pensamos o no muestra todas las ofertas disponibles. Si no encuentras disponibilidad en un determinado alojamiento, prueba a llamar directamente y preguntar. No pierdes nada. A veces puede ocurrir que justo les haya quedado una habitación libre que no han actualizado en las plataformas hoteleras. Ademá, casi siempre les interesa más hacer una reserva directa que a través de canales online que suelen cobrarles una comisión.

Además, si se da el caso, puedes preguntar también sobre la posibilidad de entrar antes o salir más tarde del hotel (a veces es un extra gratuito), si hay posibilidad de un upgrade a una habitación mejor (¿quieres saber qué es un upgrade?) o cualquier otra petición especial que tengas. Muchas veces los chollos de habitaciones se consiguen tras una conversación cara a cara con un empleado del hotel o una llamada telefónica directa.


8. Para cruceristas

Los chollos de última hora también existen en los cruceros. Es evidente. Eso sí, a diferencia de las tarifas aéreas, se sabe que los precios de los cruceros bajan a medida que se acerca la fecha de salida. También es interesante cerciorarse de cuándo es la temporada alta de cruceros en lugares determinados para evitarlos: por ejemplo, la temporada media en el Caribe va de septiembre a noviembre, cuando hay una mayor probabilidad de huracanes. El precio baja en picado. Es una oportunidad.

Si bien los mejores camarotes en los barcos tienden a agotarse temprano y por el precio completo, por lo general, aún pueden encontrarse camarotes en casi cualquier categoría más cerca de la fecha de embarque (aunque estas ofertas pueden ser para camarotes en zonas menos deseables del barco, como las que están lejos de los ascensores). Por cierto, te damos algunos consejos si es tu primer crucero.

Interior camarote de un crucero

9. No te fíes de los descuentos agresivos

Lo decíamos antes, no te fíes de las apariencias. Muchos hacen trampa. Hay que invertir un tiempo en comparar. Puede que encuentres un chollo con un 70% de descuento en un lado y en otro sea el 20%, pero al final la calidad de la oferta dependerá del precio sobre el que se hace el descuento. Vigila.

Hay que fijarse bien en los valores añadidos. No es lo mismo que sea un todo incluido que pensión completa. O que incluya el spa o no. O el parking. En fin, que hay que mirar bien todo y desglosarlo para entender cuál es realmente el precio final.


10. No te dejes nada en casa...

Si has hecho un esfuerzo por encontrar el mejor chollo de viaje de última hora y luego te olvidas el pasaporte, la crema solar o  las botas de trekking, tendrás un problema. Suele pasar mucho cuando haces la reserva de un viaje de última hora. Con las prisas, te dejas los detalles. Porque si necesitas algo que te has olvidado, deberás comprarlo. Y eso significa que el ahorro ya no será tanto.

Lo ideal es hacer una lista al salir de casa. Es muy recomendable. Una lista de todas las tareas que debes completar, incluyendo las cosas más importantes, pero también las cosas secundarias. Además, piensa quien te acompañará en el viaje, especialmente si vas con niños.

Ofertas relacionadas Ofertas relacionadas; Más

Más ofertas y recomendaciones