Por qué vale la pena viajar a las Islas Canarias este otoño (9 razones)

25, 08, 2019

Es de sobra conocido que los que viajan a las Islas Canarias —ahora son ocho, ya que La Graciosa se ha sumado a Lanzarote, Fuerteventura, Gran Canaria, Tenerife, La Palma, La Gomera y El Hierro— se encuentran, en general, con uno de los climas más benignos del planeta. Todo se debe a su privilegiada ubicación geográfica: la corriente marina del Golfo que baña sus costas, la influencia del anticiclón de las Azores en invierno y la temperatura regulada por los vientos alisios.

En pocas palabras, a Canarias se puede ir en cualquier época del año. Si tienes la posibilidad de elegir, eso sí, es preferible no ir entre diciembre y febrero, y quizás tampoco en pleno verano. Lo más aconsejable sería viajar en temporada media, mayo y junio y desde septiembre a noviembre. En concreto, las temperaturas medias en otoño se suavizan hasta los 26 grados y las noches son bastante más frescas, por lo que se duerme más a gusto, especialmente en las zonas más altas de Tenerife y Gran Canaria. Por eso en Travelzoo hemos incluido en nuestro Top 20 un viaje a Tenerife, en caso de que quieras echarle un vistazo

Pero no solo merece la pena ir por el clima, sino que hay otras muchas razones que tener en cuenta:


Es barato llegar

Como es evidente, la inmensa mayoría de los visitantes que llegan al archipiélago canario lo hacen en avión. Sobre todo con las compañías lowcost, que aterrizan en muchos de sus aeropuertos, especialmente en los principales, Tenerife y Gran Canaria. Las tarifas baratas son un motivo más para viajar a Canarias. Es una buenísima oportunidad, especialmente cuando se acaba el verano y nos metemos en la estación otoñal, ya que por menos de 50€, siempre que tengas cierta flexibilidad, puedes encontrar billetes de ida y vuelta directos a algunas islas o a otras con escala. Son unas dos o tres horas de vuelo. Una vez allí, comer y dormir puede salirte a muy buen precio si sabes elegir. De hecho, afinando bien, con menos de 400€ puedes viajar a la mayoría de las islas (vuelo incluido) durante una semana y pasártelo en grande.


La variedad de playas de Gran Canaria

El principal motivo por el que los turistas viajan a las Islas Canarias es sin duda por el sol y sus playas. De hecho es el lugar de Europa con más horas de sol al año: para ser exactos, 4.800. Pero si tu intención es tumbarte al sol y relajarte, te recomendamos Gran Canaria. La forma de Gran Canaria es casi redonda, y piensa que tiene unos 60 kilómetros de playas en 236 kilómetros de costa, lo que significa que hay playas para todos los gustos y aficiones. Una de las playas urbanas más bonitas de España, que ya es decir (aunque muchos incluso aseguran que del mundo), se llama Playa de las Canteras y se encuentra en Las Palmas. Es muy popular, con socorristas todo el año y excelentes valoraciones por parte de los bañistas. Se trata de una playa extraordinaria a causa de sus aguas cristalinas y su arrecife de barra natural de lava volcánica, que se halla a 200 metros de la orilla y mantiene las aguas en calma. Cuando se pone el sol, se impone la magia en el horizonte y el color crepuscular envuelve los 3 kilómetros de playa. Ideal para enamoradizos. Puede verse la silueta del pico del Teide de la isla vecina, Tenerife.

 
 
 
 
 
View this post on Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by Playa de Las Canteras (@playadelascanteras) on


El Siam Park de Tenerife

Si vas con niños, recuerda que en Costa Adeje, al sur de Tenerife, tienes el Siam Park, elegido por los usuarios de TripAdvisor como el mejor parque acuático del mundo en el 2019. Los toboganes, piscinas, rápidos y demás atracciones están tematizados según el exotismo del antiguo reino del Siam (Tailandia). Esta es la sexta ocasión consecutiva en que estas instalaciones se coronan como número 1 del planeta en la categoría de parques acuáticos. Ha superado de nuevo a complejos de gran renombre. Entre las atracciones más espectaculares, los “expertos en la materia” destacan su famoso Dragón, que proporciona una experiencia de gravedad 0, y la adrenalina del Tower of Power, su tobogán de 28 metros, que puede alcanzar velocidades de hasta 80 kilómetros por hora. No defraudan tampoco los Patong Rapids, que superan a la ya increíble Mekong Rapids, que cuenta con 235 metros de longitud con una zona de completa oscuridad, toda una experiencia para los visitantes más atrevidos.

 
 
 
 
 
View this post on Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by Siam Park (@siampark) on


Las olas de Fuerteventura

Fuerteventura es una isla para todos los gustos. Es eminentemente plana, sin formaciones montañosas importantes, lo que permite que los vientos alisios soplen a sus anchas. El viento sopla fuerte desde mayo a octubre, sobre todo en la zona norte. De todos modos, una de las grandes ventajas de esta isla es la posibilidad de cambiar de norte a sur y viceversa cuando el viento esté actuando en un lado u otro de la isla.  Pero ese no es el caso de los amantes del surf, quienes buscan el viento desesperadamente. Y Fuerteventura es una localización ideal para ello. En el norte tienen Corralejo, Majanicho y la isla de Lobos para los más avanzados con las olas. Los principiantes pueden elegir entre una variada oferta de escuelas y El Cotillo sería una buena playa por sus olas largas y fáciles de maniobrar.

En nuestro blog, podrás encontrar 9 propuestas de viajes a Fuerteventura según qué tipo de viajero seas.

 
 
 
 
 
View this post on Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by Fuerteventura.Surf (@fuerteventura.surf) on


Quitarse el estrés en La Graciosa

Es evidente que estamos hablando de una isla manejable, cómoda, agradable, que se deja querer. Todo queda muy cerca. Y además la temperatura es muy amable en general —unos 20 grados de media y no suele pasar de los 30 en verano— lo que permite caminar sin dejarte la piel. Está repleta de paseos cortos (rutas de 1 a 15 kilómetros) de todo tipo. Lo ideal es caminar. O alquilar una bici (los precios rondan los 10€ por día.) Sin prisas, con calma, respirando hondo, pensando en positivo. Es una isla perfecta para quitarse el estrés y la toxicidad que lleva uno pegado a la piel cuando vive en las ciudades. Aconsejamos dos rutas principales: la Ruta Sur se inicia en Caleta de Sebo (el puerto y el único núcleo urbano habitado de la isla) y llega hasta la famosa playa de la Francesa. Se trata de una ruta de 3 kilómetros de ida que ayuda a apreciar la belleza desértica de La Graciosa.  Para los más deportistas, se puede hacer parte de la Ruta de la Lava, que recorre Lanzarote y La Graciosa. Son unos 35 kilómetros.

 
 
 
 
 
View this post on Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by isabella sole cicala (@isabella.cicala) on


Uno de los puntos de submarinismo más reconocidos

Ya en la costa sur, frente al pueblo pesquero de La Restinga y a resguardo de los vientos alisios, las cálidas aguas del Mar de las Calmas es uno de los spots más reconocidos por los amantes del submarinismo en todo el mundo. Explican los expertos que si las corrientes son suaves, conviene escoger El Bajón, un fondo habitado por enormes meros, muriones, e incluso, con suerte, por allí suelen deambular mantas diablo y tiburones ballena. Esta reserva, altamente protegida, cuenta con 12 puntos establecidos para las inmersiones —marcados con boyas— y en cada una de ellas únicamente puede haber 12 buceadores al mismo tiempo, lo que impide la masificación, uno de los grandes atractivos de El Hierro.

 
 
 
 
 
View this post on Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by OMAR FLUMIGNAN (@omar_flumignan) on


Ver las estrellas desde el Roque de los Muchachos

Si te interesa el mundo de la astronomía, uno de los puntos del mapa que debes marcar es Canarias, y en concreto la isla de La Palma. Su techo es una maravilla. De hecho, se encuentra protegido por la Ley sobre la Calidad Astronómica de los Observatorios del IAC y cuenta con tres reservas Starlight, el distintivo que acredita la escasa contaminación lumínica de esa región. En realidad, si observas detenidamente hacia arriba desde cualquier parte de la isla podrás contemplar a simple vista un espectacular manto de estrellas. Para poder comprobarlo, uno de los telescopios más potentes del mundo está allí, en el observatorio del Roque de los Muchachos, en el mismísimo centro de la isla. Imagínate cómo puede ser la visión desde es telescopio. Toda una experiencia astral.

 
 
 
 
 
View this post on Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by Michael D. (@mdx.m4rs) on


La gastronomía de La Gomera

Sin duda alguna, comer en Canarias es una de las experiencias más agradecidas cuando viajas por alguna de sus islas. Todas las islas tienen una gastronomía tradicional muy arraigada. Sin embargo, si tuviéramos que elegir una de la islas, nos decantaríamos por La Gomera. Mucha gente alaba la espectacularidad del Parque Nacional de Garajonay, pero pocos reparan en la cocina gomera. Como es obvio, presenta muchas similitudes con el resto del archipiélago, pero también cuenta con sus singularidades: el queso, el almogrote mojo a base de queso añejo, los mojos, los dulces, el gofio, el vino o la miel de palma  (la reina de la mesa) son algunos de los sabores originales de la cocina de la isla. Si haces una buena ruta de senderismo, detente a probar uno de sus platos típicos como el potaje de berros, servido en platos de madera de sabina o aceviño, toda una curiosidad culinaria de la isla.

 
 
 
 
 
View this post on Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by Café Caramba (@caramba_cafe) on


Caminar entre volcanes

Uno de los paisajes más enigmáticos que existen es el del Parque Nacional de Timanfaya, denominado comúnmente “Montañas del Fuego” y situado al suroeste de Lanzarote. Todo comenzó hace 25 millones de años con las brutales erupciones volcánicas que dieron forma a esta isla. Luego se repitió el fenómeno en 1730 y 1736, sepultando hasta 12 pueblos. Ahora todo es como un mundo aparte, como si pisaras Marte o algún planeta fantástico. Sus campos de lava, los cráteres, las montañas, las cuevas, los colores y formas inauditos. Es un espectáculo. Pues bien, hay dos rutas a pie muy aconsejables: los senderos Tremesana y de la Caldera Blanca. Ojo, es importante reservar con tiempo, puesto que solo hay unas 10 plazas diarias.

 
 
 
 
 
View this post on Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by ɴɪᴄᴏʟᴇ | ᴋᴀɴᴀʀᴇɴ 🇮🇨 (@discover.canarias) on

Más ofertas y recomendaciones