48 horas en Londres

05, 03, 2018

Después de Bangkok –la capital de Tailandia–, Londres es la ciudad más visitada del mundo con 20 millones de personas en 2017. Más que París, Dubái o Nueva York. Es evidente que es un destino con muchísimo interés. Tiene de todo. Museos, espectáculos, tradición, cocinas de todo el mundo, diversión... Y para todos los públicos.

No cabe duda que no es fácil ir a Londres un par de días o un fin de semana y conocerla a fondo. Para eso, necesitas unos cuantos viajes más. Pero si disponemos de un tiempo limitado, es decir 48 horas por ejemplo, hemos preparado una guía rápida para poder exprimir al máximo esta ciudad tan versátil.


Día 1

Por la mañana:

Según mi experiencia, si nunca has estado en Londres anteriormente, hay algunos puntos de interés importantes que deberías tener en cuenta antes que nada. Lo que se llama imprescindible. Primero de todo coge el tren en Waterloo y camina por Westminster Bridge, donde tendrás las mejores vistas de las Casas del Parlamento y del Big Ben (en la foto). El palacio de Buckingham se encuentra a escasa distancia y está abierto al público desde el 21 de julio hasta el 30 de septiembre, pero la reserva previa es indispensable. También más o menos cerca (al otro lado del puente) se levanta el London Eye (la noria gigante). Los tickets cuestan desde 23 libras por persona cuando se reserva con antelación.

Si el clima es húmedo (ya sabes, esto es Londres), la buena noticia es que existe mucho donde elegir cuando se trata de adentrarse precisamente en  museos o galerías de arte. Las exposiciones permanentes del British Museum, el V&A, el Science Museum o la Tate Modern no te costarán ni un centavo (eso sí, los eventos especiales pueden tener un coste).

Por la tarde:

La construcción de The Shard, de 95 pisos, finalizó en febrero de 2013, convirtiéndolo en el edificio más alto de Londres. Si bien es posible pagar 22,95 libras cada uno para visitar la plataforma de visualización View from The Shard, una mejor opción es reservar el almuerzo o el té de la tarde en los restaurantes Oblix o Aqua Shard en los pisos 31 y 32. Las vistas se extienden hasta 50 kilómetros de distancia.

También a poca distancia está la exposición Tower Bridge. Las entradas para adultos cuestan 9,80 libras e incluyen acceso a la plataforma de vidrio que se extiende sobre el Támesis a 40 metros de altura.

Por la noche:

Ver un espectáculo en el West End de Londres es una de las experiencias de Londres por excelencia. Si no has reservado entradas con antelación, prueba a llamar al teatro el día antes para ver si han tenido alguna devolución de último minuto. Las taquillas en los alrededores de Leicester Square generalmente no ofrecen un gran descuento en los espectáculos más populares, por lo que a menudo vale la pena preguntar al teatro directamente.

Muchos de los restaurantes de los alrededores ofrecen un razonable menú pre-show de 17:30 a 19h. Si te entra el hambre después, las opciones nocturnas en el West End incluyen el Soho Kitchen and Bar para comida americana hasta por lo menos medianoche; y The Royal Dragon Restaurant & Karaoke en Chinatown.


Día 2

Por la mañana:

Olvídate de Oxford Street, Bond Street o Harrod's. Para una compra totalmente genuina en Londres, pon rumbo a uno de los muchos mercadillos que hay en la ciudad. Los madrugadores podrán ver a los verdaderos comerciantes trabajando en el mercado de pescado de Billingsgate de 4h a 8h de la mañana (de martes a sábado) o en el mercado de carne Smithfield (de lunes a viernes a partir de las 7h de la mañana).

Y claro, pasando tanto tiempo rodeado de productos frescos, seguramente te entrará el hambre. Llegado ese momento, dirígete a Borough Market (en la foto). Esta meca es ideal para los amantes de la comida. Es el hogar de más de 100 puestos que venden todo tipo de cocina gourmet. También es el lugar donde podrás encontrar una de los establecimientos de Monmouth Coffee Company, proveedores de las mejores bebidas con cafeína de la capital.

 

A post shared by Borough Market (@boroughmarket) on

Por la tarde:

Para una perspectiva alternativa de Londres, dirígete al atardecer hacia el norte, hasta Hampstead Heath. La manera más fácil de llegar desde Borough es ir hasta la parada de metro de Waterloo y coger la  línea "Northern" hasta Belsize Park. Desde allí podrás llegar fácilmente a Hampstead Heath, uno de los parques más grandes y antiguos de la ciudad. Nuestra recomendación: date un paseo por Hampstead High Street hasta llegar al parque: es una calle pintoresca y recuerda a un pueblo rural, con muchas tiendecitas para ver a lo largo del camino.

El parque es famoso por sus vistas. Desde su punto más alto, podrás ver edificios como The Shard, the Gherkin o the Walkie-Talkie (donde está el Sky Garden). Y, antes de volver a casa, no olvides pasarte por el Spaniard's Inn, el lugar perfecto para tomarse una copa. Este pub data del año 1.585 y es uno de los más antiguos de Londres. Si da la casualidad que andas por allí un domingo, no te pierdas las cenas de carne asada.

Por la noche:

Está claro que en Londres no faltan precisamente los restaurantes. Hay mucho donde elegir. Pero para la última noche, no te debes perder el Madison's cerca de St Paul's. Es conocido por sus cócteles y las impresionantes vistas de la catedral desde la terraza de la azotea, además de sus "originales" platos. 

Otra opción: el Seven Park Place by William Drabble, un restaurante estrella Michelin, en St James's Hotel and Club, a menudo considerado uno de los mejores restaurantes de la capital. El menú de inspiración francesa ofrece platos de autor. Solo hay nueve mesas, por lo que la reserva con tiempo es imprescindible.

Ofertas relacionadas Ofertas relacionadas; Más

Más ofertas y recomendaciones