Viajamos a Japón de la mano de Laura Tomás, editora del blog "Japonismo"

20, 07, 2017

Es curioso como las personas nos unimos a ciertos lugares. Hay unos 10.500 kilómetros de distancia entre Madrid y Tokio. Es todo un mundo. Y sin embargo, la pasión no entiende de distancias y Laura ha convertido a Japón en parte fundamental de su vida. 

Creó el blog Japonismo en el año 2006 y ahora posiblemente sea una de las personas que mejor conoce la cultura de este lejano e interesante país del sol naciente. En esta entrevista nos cuenta al equipo de Travelzoo algunas sugerencias para que puedas utilizar en tu próximo viaje a Japón.


Antes que nada, Laura, háblame un poco de Japonismo. ¿Cómo surgió la idea? ¿Cómo trabajáis? ¿Cómo son vuestros visitantes?

Hace muchos años, Luis (la otra mitad de Japonismo) y yo colaborábamos en una web sobre cultura japonesa. Cuando ésta cerró, sentíamos que queríamos seguir hablando de Japón y  en 2006 decidimos crear nuestro propio proyecto, un pequeño blog donde compartir lugares que habíamos visitado, aspectos de la cultura y la sociedad japonesas que nos llamaban la atención, etc.

La constancia y la dedicación dieron sus frutos y el ‘pequeño blog’ fue creciendo y creciendo hasta convertirse en una de las páginas web especializadas en Japón de más relevancia en lengua española con más de medio millón de páginas vistas al mes.


¿Por qué debería viajar a Japón?

Japón es el país perfecto para ir de viaje (de hecho, tenemos un post titulado así), porque es muy diferente a Occidente y muy diferente al resto de Asia, con una mezcla preciosa de templos y santuarios perdidos en la cima de una montaña, pero también luces de neón y rascacielos futuristas, por ponerte un par de ejemplos. Y además sumamos el hecho de que es un país muy seguro y cómodo, todo son facilidades, a pesar del idioma, que puede asustar a muchos.


¿Qué le recomendarías a alguien que llega a Japón por primera vez?

Que disfrute. Que no se agobie con el gentío (las grandes estaciones de tren de Tokio pueden ser terroríficas :D ) ni con la señalética en japonés y que disfrute de todo. Que abra bien los ojos y pasee y descubra sus rincones, le van a sorprender muchas cosas.


¿Existe alguna trampa turística que deba evitar?

Hay lugares que de un tiempo a esta parte se han visto muy masificados por el turismo (especialmente asiático, en auge) como por ejemplo el santuario Fushimi Inari o el bosque de bambú de Arashiyama, ambos en la ciudad de Kioto, por ponerte dos ejemplos. No son ‘trampas turísticas’, porque a mi parecer son lugares preciosos que merecen la pena ser visitados, pero sí es cierto que en la actualidad tanto turista empaña un poco la visita.


¿Cuál es ese lugar que los turistas todavía no han descubierto?

Hay muchísimos. La gran mayoría de turistas occidentales no salen de la ruta Tokio-Kioto-Miyajima-Shirakawago, pero por ejemplo la zona de Tohoku sigue siendo una zona especialmente desconocida y que a mí personalmente me encanta. Tiene una naturaleza espectacular, su gente es maravillosa, podemos disfrutar de comida deliciosa y festivales increíbles (tanto en verano como en invierno), por lo que es un lugar que recomendamos siempre.


Si tuvieras que montar un plan perfecto para unas vacaciones, ¿cuál sería?

En Japón, siempre intento mezclar en mis vacaciones visitas turísticas con algunos días en algún pueblo balneario, donde relajarme disfrutando de los onsen. El onsen es el baño termal japonés, una experiencia maravillosa en la que te limpias antes de entrar completamente desnudo en las aguas termales.

Poder descansar en un hotel tradicional o ryokan durmiendo en futon sobre suelo de tatami, vestir el kimono de algodón o yukata para ir a los baños termales y desnudarte completamente para disfrutar de las aguas termales naturales, a menudo en el exterior bajo la luz de la luna… ¿suena perfecto o no? ¡Para mí lo es!


¿Algún hotel que destacarías?

Cuando en 2014 se descubrió un manantial de aguas termales naturales en pleno centro de Tokio y la empresa hotelera Hoshino Resorts anunció que iba a construir un hotel con baños termales allí nos prometimos que iríamos cuando abrieran. En 2017, después de ahorrar bastante, pudimos darnos el capricho y disfrutar de las instalaciones de Hoshinoya Tokyo, una auténtica maravilla.

Pero para otros presupuestos, también recomiendo hoteles ryokan de pueblos balneario, más por la experiencia que por las instalaciones (que a menudo están desactualizadas). Suelen ofrecer opciones de alojamiento tradicional a muy buen precio y nos permiten disfrutar de los baños termales.


¿Qué consejos darías al que quiera conocer la gastronomía japonesa?

Le aconsejaría que no se limite a lo conocido y que se deje aconsejar y sorprender por chefs y camareros de restaurantes e izakaya.

En Japón es común el menú omakase, que básicamente es dejar que el chef nos sirva lo que él quiera. La gastronomía japonesa va muy de la mano de las estaciones y respeta muchísimo el producto de temporada, por lo que el chef siempre nos va a dar lo mejor de esa temporada en concreto. Así se descubren ingredientes y sabores sorprendentes.


¿Dónde crees que debería ir a tomar una copa por la noche?

En Tokio, si quieres ambiente internacional, deberías ir al barrio de Roppongi; si quieres una experiencia más japonesa, los callejones de Shinjuku, como Golden Gai u Omoide Yokocho, son el lugar ideal.


¿Cuál es el lugar más “friky” que no hay que perderse?

Hay muchos tipos de frikismos, así que complicado responder. En Tokio, por ejemplo, Akihabara es un buen lugar para conocer la cultura otaku de los maid cafe o cafeterías de sirvientas, aunque si queremos hacer compras de manga y anime mejor ir a Nakano Broadway si somos chicos, o a Ikebukuro si somos chicas, donde también hay una cafetería de mayordomos. Si nos gusta el mundo de la animación Ghibli, no podemos perdernos el Museo Ghibli o la Casa de Satsuki y Mei en el Parque Aichi de Nagoya… Pero hay muchísimos más lugares, claro.


¿Hay algo que mejor no decirle nunca a un japonés?

Al ser extranjero y turista, no nos lo tendrán tan en cuenta, pero en Japón no se suele decir “no” de manera rotunda, sino que se usan expresiones concretas para dar a entender esa negación sin decirla directamente.


¿Tienes alguna curiosidad sobre Japón que muy poca gente conozca?

Japón está muy de moda, así que algunos de mis temas principales de interés son bastante populares, como gastronomía o geishas, por ejemplo, aunque hay que lidiar con las ideas preconcebidas: ni los japoneses sólo comen pescado crudo ni las geishas son prostitutas, por poner dos ejemplos.

A nivel personal, me interesan mucho temas de sociedad y cultura japonesa y en especial he estudiado y sigo estudiando sobre las masculinidades japonesas desde el inicio del periodo de Edo hasta la actualidad.


¿Qué es lo mejor de vivir en Japón?

¡La comida! Sin duda, en Japón se come taaaan bien (y a buen precio).


¿Y lo peor?

Quizás que se te vea como un ‘extranjero’. A veces puede molestar, aunque a menudo puede ir en tu favor y en muchas ocasiones, en cuanto empiezas a hablar japonés, la cosa no va a más.


¿Cuál es la última tendencia?

No sigo las tendencias de moda, videojuegos, etc… ¡así que ni idea! Yo sigo jugando al Pokémon Go, con eso te lo digo todo :)

Ofertas relacionadas Ofertas relacionadas; Más

Más ofertas y recomendaciones