Mercadillos navideños en Europa: nuestros 14 favoritos

25, 10, 2021

En estos últimos meses, nuestro equipo de redactores en Europa hemos decidido hacer una selección con los que consideramos que serán los mejores mercadillos navideños de Europa en este 2021. Porque recuerda: la Navidad está a la vuelta de la esquina. Pero la verdad es que ya puedes empezar a vivirla a partir de este mes de noviembre. Piensa que la mayoría de los mercadillos abren sus puertas desde mediados de noviembre a finales de diciembre.

Así que recorremos el continente europeo y te recomendamos nuestros 14 mercadillos preferidos. Toma nota:

  • El Christkindelsmärik de Estrasburgo
  • El de la calle George Street de Edimburgo
  • El del centro medieval de Tallin
  • Los Tivoli Gardens de Copenhague
  • El Wiener Christkindlmarkt
  • Navidad frente al Danubio
  • Weihnachtszauber: en una de las plazas más bonitas de Berlín
  • Los dos mercadillos de Praga
  • Zagreb y sus árboles iluminados 
  • El de la catedral gótica de Colonia
  • El de la Plaza del Mercado de Brujas
  • Los belenes de Cracovia
  • Un cuento de hadas en Bolzano
  • Los villancicos de Barcelona


Uno: El Christkindelsmärik de Estrasburgo

Nacido en el año 1570, este es uno de los mercados navideños más antiguos de Europa. Hoy en día atrae a visitantes de toda Francia y más allá, en gran parte gracias a los enlaces ferroviarios de alta velocidad. Además de la artesanía, las pequeñas casetas de madera del mercado ofrecen una oportunidad perfecta para probar platos regionales y la gastronomía alsaciana como el flammekueche, una tarta cubierta con queso blanco o el choucroute d'Alsace, un plato con chucrut y salchichas.

Nuestro consejo: Ten en cuenta que el mercado se lleva a cabo en varios lugares, incluyendo la Place Kléber (hogar de un árbol de Navidad de 30 metros de alto), la Place Broglie y el área alrededor de la catedral gótica de la ciudad, en la céntrica Grande Île de Estrasburgo. 

¿Buscas alojamiento en Estrasburgo? Haz clic aquí.

Mercadillo navideño de Estrasburgo

Dos: La calle George Street en Edimburgo

La arquitectura mágica de Edimburgo es el telón de fondo perfecto para las seis semanas -se inicia en noviembre- de actividades festivas de la capital escocesa. Tienes dos opciones: la Princes Street Garden, donde puedes dar una vuelta en la noria y llevar a los niños a Santa Land, con sus divertidas atracciones que incluyen un helter skelter y un carrusel, un laberinto de árboles de Navidad, la gruta de Santa y un mercado infantil; o, nuestro mercadillo favorito, el que se extiende a lo largo de George Street, donde puedes comprar artesanías tradicionales y bocadillos calientes. No te pierdas el puesto que le han dedicado a Harry Potter. Por cierto, también está el mercado europeo de Mound Precinct, que presenta regalos del continente, como juguetes de madera alemanes. Por cierto, Edimburgo es también una ciudad perfecta que aconsejamos para una escapada urbana.

Nuestro consejo: Si quieres tener una magnífica panorámica desde lo alto, te sugerimos que subas al Scott Monument.

¿Buscas alojamiento en Edimburgo? Haz clic aquí.

Mercadillo navideño de Estrasburgo

Tres: El centro medieval de Tallin

El casco antiguo de Tallin (Estonia) es quizás la ciudad medieval mejor conservada del norte de Europa y es especialmente atmosférico en invierno, cuando suele haber una buena capa de nieve. Piensa que ha sido declarado Patrimonio Mundial de la UNESCO por sus hermosas murallas, las calles adoquinadas, las torres y las cúpulas que se elevan hacia el frío cielo báltico. El mercado navideño de Tallin tiene lugar en la plaza del Ayuntamiento, en cuyo corazón se encuentra un fabuloso árbol de Navidad. Tallin fue una de las primeras ciudades de Europa en exhibir uno en 1441. Las cabañas de madera que se abren en abanico del árbol ofrecen artesanías, lana, souvenirs…

Nuestro consejo: prueba la comida local que incluye morcilla con repollo agrio, así como pan de jengibre. Y combínalo con una taza humeante de "vana Tallinn glögi", un vino caliente que contiene un licor a base de ron.

¿Buscas alojamiento en Tallin? Haz clic aquí.

Mercadillo navideño de Tallin

Cuatro: Los Tivoli Gardens en Copenhague

Copenhague cuenta con varios mercados navideños donde se pueden comprar regalos de Navidad: utensilios de cocina de madera hechos a mano o velas y adornos navideños con verdadero sabor escandinavo. Quizás el mercado más aconsejable tiene lugar en el famoso parque de atracciones Tivoli Gardens, que se transforma en un paraíso invernal gracias a cientos de miles de luces parpadeantes y música festiva. Hay que pasear entre sus cabañas de madera y catar un poco de aebleskiver, una especie de panqueque que se sumerge primero en mermelada y luego en azúcar glas. Y si puedes, mójalo en una taza de glögg (vino caliente).

Nuestro consejo: también puedes llevar a los niños a ver a Papá Noel, ir a patinar sobre hielo y probar las atracciones del parque.

¿Buscas alojamiento en Copenhague? Haz clic aquí.

Navidad en Tivoli Gardens (Copenhague)

Cinco: El Wiener Christkindlmarkt

Siempre es un placer viajar a Viena, pero especialmente en Navidad. Alberga diversos mercados navideños, pero podría decirse que el más popular es el Wiener Christkindlmarkt, que se remonta al siglo XVIII. Tiene lugar en Rathausplatz desde el 12 de noviembre, frente al formidable Ayuntamiento, y cuenta con más de 150 puestos que venden juguetes de madera, ropa, velas perfumadas, chocolates o castañas asadas. El sonido de coros, bandas de música y fanfarrias de trompetas llenan la plaza de celebración, mientras que el parque adyacente ofrece atracciones más festivas, que incluyen un sendero de Belén, una noria, una pista de hielo y muchas luces románticas, incluidas las que adornan el Árbol de Corazones (Herzerlbaum).

Nuestro consejo: ya que estamos en Viena, merece la pena visitar también los mercadillos que se exhiben los majestuosos jardines de los palacios Belvedere y Schonbrunn.  

¿Buscas alojamiento en Viena? Haz clic aquí.

Mercadillo navideño en Viena

Seis: Navidad frente al Danubio

Con sus castillos, agujas y grandes cúpulas formando un telón de fondo encantador, o con los baños termales (échale un vistazo a nuestra guía de baños termales en Budapest) y los grandes cafés que nos acogen, esta ciudad en el Danubio, Budapest, es el escenario ideal para unas vacaciones de invierno. Budapest alberga varios mercados navideños, incluido uno en la plaza Vörösmarty, donde más de 100 artesanos venden productos únicos, además de que se ponen en marcha conciertos y espectáculos de marionetas. Otro mercadillo tiene lugar fuera de la Basílica de San Esteban y presenta espectáculos de luces en 3D, una pista de hielo y puestos tradicionales. El mercado Castle Garden Bazaar, por otro lado, también es interesante y está situado al pie de Castle Hill, debajo del Castillo de Buda, donde se ofrecen hermosas vistas del río hasta Pest.

Nuestro consejo: Independientemente del mercado que visites, busca regalos hechos a mano que incluyen cerámica, joyas y ropa, además de "kürtöskalács", un pastel de canela cocinado a fuego abierto, que combina muy bien con el "forralt bor" picante local (vino caliente).

¿Buscas alojamiento en Budapest? Haz clic aquí.

Mercadillo navideño en Budapest

Siete: Weihnachtszauber, en una de las plazas más bonitas de Berlín

Los mercados navideños en Alemania son famosos en todo el mundo y Berlín ofrece una gran variedad de opciones. Uno de ellos es Weihnachtszauber, que tiene lugar en el Gendarmenmarkt, una de las plazas más bonitas de la capital. Está bordeado de edificios históricos, incluidos Deutscher Dom, Französischer Dom y Konzerthaus Berlin, que fueron restaurados después de la Segunda Guerra Mundial. A diferencia de muchos otros mercados navideños, este tiene una tarifa de entrada, pero solo cuesta 1€ y está parcialmente donado. Encontrarás todos los productos básicos habituales del mercado navideño, como artesanías y glühwein, además de una amplia gama de entretenimiento.

Nuestro consejo: El mercadillo dispone de varios restaurantes interiores temporales donde uno puede sentarse cómodamente y calentarse con delicias como la fondue. Por cierto, ¿sabes dónde alojarte en Berlín?

¿Buscas alojamiento en Berlín? Haz clic aquí.

Mercadillo navideño en Berlín

Ocho: Los dos mercadillos de Praga

Praga es particularmente mágica en Navidad, cuando sus luces parpadeantes iluminan su centro histórico. Dispone de dos mercados principales a pocos pasos uno del otro: en la Plaza de Wenceslao y la Plaza de la Ciudad Vieja. Allí mandan la artesanía, artículos como cerámica, joyería, juguetes de madera, velas aromáticas, adornos navideños, sombreros de lana y muñecos y marionetas tradicionales. También hay villancicos alrededor de los árboles de Navidad, belenes y talleres para niños.

Nuestro consejo: Cuando tengas hambre, ve a los puestos de comida para delicias locales, como "klobása" (salchichas a la parrilla), "ladké knedlíky" (bolas de masa dulce), "trdelník" (la versión checa del pastel de canela) y "perníčky" (pan de jengibre picante). Eso sí, no te olvides de acompañarlo todo con una cerveza checa (o dos).

¿Buscas alojamiento en Praga? Haz clic aquí.

Mercadillo navideño en Praga

Nueve: Los árboles iluminados de Zagreb

Suceden muchas cosas en la capital croata durante la temporada navideña. Las principales celebraciones se dan cita en el parque Zrinjevac, donde los árboles se iluminan con linternas para poder llegar hasta las cabañas de madera que venden regalos artesanales, así como especialidades locales como krpice sa zeljem (pasta con repollo) y strüdel de manzana. En la European Square, junto a la catedral, tienen otro mercado navideño con puestos y música en vivo. Si te gusta patinar, pon rumbo a la King Tomislav Square y prueba su pista de hielo.

Nuestro consejo: Otra opción más romántica es pasear por el paseo marítimo Strossmayer bordeado de árboles, donde las lámparas de gas todavía se encienden a mano todas las noches, y alcanzar el Caffe de Matoš, donde encontrarás puestos de comida, bares, música en vivo, artistas callejeros y una vista espectacular de la ciudad.

¿Buscas alojamiento en Zagreb? Haz clic aquí.

Mercadillo navideño en Zagreb

Diez: En la catedral gótica de Colonia

La ciudad alemana de Colonia es famosa por sus ferias y mercados navideños. Quizás el más popular es el que tiene lugar junto a la impresionante catedral gótica de dos torres en el casco antiguo de la ciudad, y cuenta con alrededor de 150 pabellones de madera y un árbol de Navidad imponente y bellamente iluminado. Lejos de las tiendas hay un carrusel para niños, además de música en vivo y otros entretenimientos, mientras que puedes agregar algo de magia adicional a su día con un recorrido por la catedral, declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Nuestro consejo: Los regalos locales a tener en cuenta incluyen juguetes, tallas de madera y un tipo de galleta navideña llamada "lebkuchen".

¿Buscas alojamiento en Colonia? Haz clic aquí.

Mercadillo navideño en Colonia

Once: En la plaza del mercado de Brujas

Brujas está llena de edificios medievales y pintorescas calles adoquinadas que atraen visitantes durante todo el año, pero desde finales de noviembre, su centro histórico se transforma en un país de las maravillas navideñas. Su principal mercado navideño tiene lugar en el Markt (plaza del mercado), donde los chalés de madera rodean una pista de hielo, todo vigilado por el campanario de Brujas de 83 metros de altura; puedes subir los 366 escalones para disfrutar de las mejores vistas de la ciudad. Los puestos del mercado venden todo tipo de regalos, incluidos adornos navideños hechos a mano, ropa y artesanías. Por supuesto, hay muchas oportunidades para satisfacer tus antojos de dos de las ofertas gastronómicas más deliciosas de Bélgica: gofres y chocolate.

Nuestro consejo: Brujas también alberga "Winter Glow", un sendero de luz que se extiende por toda la ciudad y es una excelente manera de experimentar las calles después del anochecer.

¿Buscas alojamiento en Brujas? Haz clic aquí.

Mercadillo navideño en Brujas

Doce: Los belenes de Cracovia

El mercado navideño anual de Cracovia tiene lugar en la plaza central de la ciudad, Rynek Glowny, en el casco antiguo. Ten en cuenta que Polonia es un país católico y las Navidades son una celebración muy espiritual. Su mercado ofrece puestos llenos de regalos artesanales, que incluyen cerámica, bordados, trabajos en metal, esculturas de madera y adornos navideños (desde adornos antiguos pintados a mano hasta luces LED modernas), así como baratijas. También puedes comprar caramelos de colores, nueces especiadas y pan de jengibre helado, y escuchar a los cantantes de villancicos mientras disfrutas de las vistas de edificios declarados Patrimonio Mundial de la UNESCO como la Basílica de Santa María y la histórica Lonja de los Paños, ahora una galería de arte.

Nuestro consejo: los belenes son los protagonistas de este mercadillo (son Patrimonio Inmaterial de la Unesco). Celebran un concurso cada año y el 6 de diciembre los exponen.

¿Buscas alojamiento en Cracovia? Haz clic aquí.

Mercadillo navideño en Cracovia

Trece: Cuento de hadas en Bolzano

Italia es el hogar de excelentes mercados navideños. Sin embargo, uno de los que tienen mejor ambiente tiene lugar en Piazza Walther, en el centro medieval de Bolzano desde finales de noviembre. Bolzano está en Tirol del Sur, por lo que no sorprende que el mercado tenga un toque germánico. Los aproximadamente 80 puestos albergan a artesanos que venden velas caseras, bolas de vidrio o esculturas de madera tallada. Con sus velas parpadeantes, carrusel y tren en miniatura para niños, y un telón de fondo de los Dolomitas y la catedral gótica tardía de la ciudad, el mercado parece sacado de un cuento de hadas, especialmente cuando cae la nieve.

Nuestro consejo: A los que les guste el dulce, que prueben el "zelten", un pastel hecho con nueces y frutos secos que es una tradición navideña local, y el "strüdel" con jugo de manzana y vino caliente.

¿Buscas alojamiento en Bolzano? Haz clic aquí.

Mercadillo navideño en Bolzano

Catorce: Villancicos frente a la Catedral de Barcelona

Siempre hay uno que empieza. El primero. La tradición funciona así. Juento a la catedral de Barcelona organizan La Fira de Santa Llúcia, que es la feria más antigua que se haya inventado sobre el mundo del Belén y las tradiciones navideñas. Este año cumple la friolera de 234 años (1786-2021). Habrá unas 280 paradas en total. Es ideal para comprar productos naturales como el abeto y el musgo, el corcho, el muérdago y las figuritas para el Belén (no nos olvidemos del insigne caganer). El mercado debe su nombre a Santa Llúcia, o Santa Lucía y, este año 2021, se iniciará el 27 de noviembre y se dará por finalizado el 26 de diciembre.

Nuestro consejo: proponemos visitarla precisamente el día de la Fiesta de Santa Llúcia, el 13 de diciembre, donde se llevarán a cabo actividades como la narración oral, los villancicos, los espectáculos de danza y también una parada completa con carros espléndidos.

¿Buscas alojamiento en Barcelona? Haz clic aquí.


Plan B:

¿Te has despistado y todavía no encuentras tus próximas vacaciones? Consulta nuestras OFERTAS DE VIAJES DE ÚLTIMA HORA

Ofertas relacionadas Ofertas relacionadas; Más

Más ofertas y recomendaciones