Los secretos mejor guardados de Londres. Recomendaciones de un londinense de pura cepa.

16, 05, 2017

Hoy hablamos con Nick Elvin, buscador de ofertas de viajes en la oficina de Travelzoo en Londres. Él es de aquí y conoce la ciudad como la palma de su mano. Lo que más le gusta es callejear y descubrir que se cuece tras la "ciudad de la niebla". Toma nota:

¿Por qué debería visitar tu ciudad, Nick?
Solo hay que pensar en todas las personas prominentes -monarcas, políticos, escritores, músicos, exploradores, generales, artistas, ingenieros, científicos y otros- que han pasado por Londres a lo largo de los siglos y han jugado un papel determinante. Han dejado su huella en el fondo y la forma de nuestra ciudad, donde se han ido acumulando los maravillosos tesoros culturales y arquitectónicos. Si a eso le añadimos el enorme tamaño de Londres, una lista cada vez mayor de actividades y una población diversa, al final el resultado es una ciudad que te sorprende a cada paso.


¿Qué le recomendarías a alguien que llega a Londres por primera vez?
Como sabes, Londres originalmente se estableció cerca del Támesis, por lo que yo sugiero iniciar cualquier visita desde ahí: recorriendo el río. Tomar el “River Bus” de Westminster a Greenwich y pasar por Houses of Parliament, London Eye (la noria), The Shard (edificio más alto de Europa), el HMS Belfast, la Catedral de San Pablo, la Torre de Londres y el Puente de la Torre. Luego subiría al teleférico y cruzaría el río desde la península de Greenwich para contemplar uno de los paisajes más transformados de Londres, los Docklands.


¿Existe alguna trampa turística que deba evitar?
El museo de cera de Madame Tussauds: no pierdas ni un minuto de tu tiempo en esas colas interminables para ver figuras de cera. En su lugar, ¿por qué no descargar un mapa de las famosas "placas azules" (placas conmemorativas de color azul colocadas en fachadas de casas, edificios y sitios históricos relacionados con personajes como Mahatma Gandhi, Charles Darwin o John Lennon) e ir a ver  estos lugares? Dependiendo de cuándo vayas, Borough Market puede llegar a estar realmente lleno. Una vez contemplé como un tipo enloquecía allí; atrapado entre la multitud, gritó: "¡Déjenme salir de esta trampa turística!" En ese momento, recuerdo que me sentí identificado con él.


¿Cuál es ese lugar de la ciudad que los turistas todavía no han descubierto?
South London (el sur de Londres). La verdad es que no recibe la misma atención que el resto de la ciudad, tal vez porque el metro no cubre gran parte de esa zona, cuando en realidad hay muchísimas cosas por hacer. Al sur del río, puedes ver los dinosaurios en Crystal Palace Park, buscar gangas en el bullicioso Brixton Market, pasear por el impresionante Palacio y los Jardines de Eltham (en la foto), visitar una exposición en Dulwich Picture Gallery, observar a través de la ciudad desde One Tree Hill o descender hasta las Cuevas de Chislehurst. Otra de las joyas ocultas de esta zona es la British Film Institute’s Mediatheque, donde puedes pasar horas viendo películas de sus archivos de forma gratuita.


Si tuviera que probar un único plato y bebida en mi visita, ¿cuál me aconsejarías?
Pie and mash with liquor and jellied eels (una especie de pastel de carne picada y puré con licor y anguilas en gelatina -en la foto-). Puede que te guste, o puede que no. Pero eso es parte de la gracia, ¿no crees?


¿Cuál es tu restaurante favorito?
Me encanta la zona de Green Lanes en Harringay por sus restaurantes turcos. Para mí, Diyarbakir hace las mejores chuletas de cordero de la ciudad. Si buscas algo más tradicional, tienes el Rules en Covent Garden, el restaurante más antiguo de Londres: su bistec y el pudín de riñón servido con una ostra en la parte superior y regado con una jarra de Guinness siempre me ha dejado “en coma” después de comer. The Duke (en la foto), un pub de estilo Art Decó en Bloomsbury, es tal vez mi favorito para entonarse un poco. Tiene un interior oscuro y acogedor y sirve comida decente. Luego está el Beigel Bake en Brick Lane; sea cual sea la hora, sea cual sea el clima, las luces siempre permanecen encendidas y sirven puré de bagels salados, pasteles deliciosos y un té bueno y aromático.


¿Dónde crees que debería ir a tomar una copa por la noche?
Por las vistas, vale la pena pagar algo más por tomarte una copa en uno de los muchos bares que hay en las azoteas de los edificios de Londres (Radio Rooftop Bar en el hotel ME London en el Strand, por ejemplo, abre hasta la 1 ó 2 de la madrugada la mayoría de las noches). The London Hotel Edition, en la calle Berners Street, cerca de Tottenham Court Road, es una elección muy acertada por el elegante bar que tiene en el vestíbulo y su acogedora sala de licores forrada de paneles de roble (se requiere normalmente reserva) donde se sirven 10 variedades de licores. Menos refinado pero con un magnífico ambiente (y, lo que es importante para mí, a poca distancia de casa) están el Dublin Castle en Camden, donde hacen conciertos en directo y se puede beber hasta tarde, y el Simmons Bar en King's Cross para cócteles y DJs.


¿Dónde hay que ir a practicar “el shopping”?
Yo descartaría Oxford Street (otro para la lista de trampas para turistas); de hecho, la mayoría de tiendas las puedes encontrar en otras partes de la ciudad. Si no tienes un plan predeterminado, lo mejor es abrirse a otras zonas, callejear, y descubrir nuevas tiendas. Para libros, hay que pasarse por Marylebone High Street donde está Daunt Books (en la foto), con su sala principal con galerías y ventanales. Para regalos de lujo y accesorios, prueba la entrañable Burlington Arcade de Piccadilly. Encontrarás una gran variedad de antigüedades y ropa vintage en Camden Passage en Islington, y moda de diseñadores independientes en Spitalfields Market. Ideal para encontrar gangas es el Walthamstow Market, el mercadillo más largo de Europa al aire libre.


¿Cuál es el lugar más “friky” que no hay que perderse?
El Grant Museum of Zoology en el campus del University College London (UCL). Este museo alberga cerca de 70.000 ejemplares raros y maravillosos. Las exposiciones incluyen un frasco de topos, una cabeza de mono disecado, una abundante colección de cerebros y esqueletos de animales.


¿Hay algo que mejor no decirle nunca a un londinense?
Si no estás de humor para escuchar monólogos inacabables, aconsejo no preguntar a un taxista por sus opiniones políticas.


¿Tienes alguna curiosidad sobre la ciudad que muy poca gente conozca?
Londres es el hogar de varios ríos subterráneos que, a lo largo de los años, se han reconducido a través de tuberías. Incluyen the Fleet -la flota, sobre la cuál se nombró Fleet Street -, que fluye desde Hampstead Heath hasta el Támesis. Otro es el Tyburn, que se puede ver en el sótano del centro de antigüedades Grays, en Mayfair, donde fluye a lo largo de un canal hecho a mano poblado por peces de colores.


¿Qué es lo mejor de vivir en Londres?
Pues que busques lo que busques, lo encontrarás. Y no es tan caro como se dice. Hay que conocer bien la ciudad. Por ejemplo muchos de los grandes museos y galerías de arte tienen acceso gratuito en días y horas concretos. Por otro lado, hay una enorme variedad de parques, jardines e iglesias para relajarse. Hay colinas para contemplar las impresionantes vistas de la ciudad, y hay antiguas callejuelas para explorar junto a modernos rascacielos. Además siempre hay alguien con la imaginación y la innovación necesarias para abrir espacios diferentes, crear eventos interesantes, o estrenar escenarios únicos. Londres lo tiene casi todo – excepto sol garantizado, como se sabe. Y una playa. Pero hay media docena de aeropuertos para que puedas llegar rápidamente a dónde te apetezca.


¿Y lo peor?
La escalada de los precios de los alquileres ha arrastrado a áreas como Covent Garden, Soho y Notting Hill a perder mucho de su antiguo carácter de los últimos años. Hoy ya nada es lo mismo. A menudo, cuando paseo por esos barrios, recuerdo haber ido a conciertos muy cañeros, disfrutaba de restaurantes con encanto, la gente era amable y hospitalaria, conocías a nuevos amigos en algún pequeño club o café, pero ahora eso se ha sustituido por una boutique que vende jabón caro o un restaurante de alguna cadena multinacional, o de un bloque de pisos de esos funcionales que podrían ser desmontados con una llave de Allen otra vez dentro de 20 años.


¿Cuál es la última tendencia en tu ciudad?
Londres ha experimentado un repentino auge de la cerveza artesanal, con la aparición de locales con encanto e innumerables pubs especializados. La ginebra también está subiendo; las destilerías de pequeña escala han aumentado en número y no es raro ver pubs y bares que sirven 50 ó incluso 100 variedades de Gin.

Ofertas relacionadas Ofertas relacionadas; Más

Más ofertas y recomendaciones