Guía de verano en Madrid. Recomendaciones para luchar contra la ola de calor.

13, 07, 2017

Habrán muchos que piensen que Madrid en verano no se puede aguantar, que el calor no tiene piedad, que el asfalto se derrite, que la única salvación es quedarse en casa encerrado y poner el aire acondicionado a toda máquina... Pues no. Madrid en verano tiene su gracia. Y mucha.

De entrada, porque casi todo es más barato. Dormir, comer, divertirse. Por ejemplo, los hoteles, para atraer al personal, reducen alrededor de un 10% sus tarifas de media durante el mes de agosto. 

Pero pasar el verano en Madrid tiene muchas otras ventajas: no hay tanta gente, ni tanto coche, ni tanta movida. La gente está menos estresada. La cosa se calma mucho en los meses de verano, la verdad. Y el caso es que hay muchas cosas que hacer durante esta época. Cada vez más. Y planes muy apetecibles. Os contamos algunos.


Hay 14 kilómetros de "playa"

Que sí, que por mucho que digan The Refrescos, Madrid tiene playa. Y vaya vaya. Confirmado. En realidad, tiene bastantes opciones si te quieres pegar un chapuzón como dios manda. Vale, son playas de agua dulce. Y qué. Incluso mejor.

Aquí nuestra recomendación sería el Pantano de San Juan con 14 kilómetros de playas. Está a unos 50 kilómetros de la capital dirección suroeste. Está formado por el río Alberche, afluente del Tajo, y es el único embalse de la Comunidad de Madrid en el que está permitido el baño,  el piragüismo, la vela, el remo y varias actividades acuáticas a motor. Cuenta además con embarcadero y escuela de navegación. Lo dicho, sí hay playa.

 

A post shared by Daniel Guindos (@daniguindos) on


Y a una piscina de 130 metros de largo

Si hablamos de piscinas, en Madrid también van a lo grande. En el Parque Deportivo Puerta de Hierro destaca su piscina al aire libre, con más de 130 metros de largo, una de las más grandes de Europa. Realmente esa es solo una de sus piscinas, porque tiene 3 en total: una infantil y otra olímpica.

Hay que tener en cuenta que es un espacio verde con más 23.000 metros cuadrados, con una zona de césped, cafetería, aseos, duchas y vestuarios. Incluso tiene una zona deportiva para practicar el golf, el tiro con arco o el padel.


De picnic en Río Madrid

La idea de crear un espacio de ocio al borde del río Manzanares en principio tuvo cierta reacción en contra. Pero al cabo del tiempo parece que a la gente le ha gustado. Pero el espacio Madrid Río ha quedado bastante bien. Desde Príncipe Pío y hasta Matadero se puede disfrutar de zonas verdes, terrazas, parques infantiles, monumentales puentes, carril bici y unas vistas espectaculares de La Almudena, el Palacio Real o el Santiago Bernabéu.

Lo aconsejable es coger una cestita llena de delicatessen (o ya que estamos en Madrid: un bocadillo de calamares) y buscar un rinconcito a lo largo de sus 6 kilómetros de parque. Puedes instalar una de esas mesitas plegables  es muy recomendable la zona del parque de la Arganzuela. Y si no te va lo del típico mantel a cuadros en el suelo, tienes una zona con mesas. Y a relajarse junto al río. Nada más. Y nada menos.


Heladería con estrella Michelin

Es misión imposible dar un paseo por cualquier parte de Madrid en pleno verano y no pensar en un helado. En cierto modo, es parte del ritual. Te ayuda a avanzar, a mirar, a disfrutar mejor del paseo. Un verano sin que un helado se te derrita en los morros no es lo mismo.

Y para helados, vamos sobreseguro. Hemos encontrado una heladería creada por los hermanos más famosos de la gastronomía española: los Hermanos Roca. Toda una institución: dueños del Celler de Can Roca, con 3 estrellas Michelin y nombrado en 2015 "el mejor restaurante del mundo". Pues uno de ellos, Jordi Roca, abrió la Heladería Rocambolesc, el tercer espacio de esta heladería de ensueño en el área Gourmet Experience de El Corte Inglés de Serrano. Para los que quieran saborear Madrid, tienen un polo nuevo homenaje a Madrid: un polo de oso con sabor a madroño (el primero en la foto).

 

A post shared by Rocambolesc (@rrrocambolesc) on


Ver el Guernika y la obra de Picasso gratis

En el apartado arte y cultura, de todos es conocida la fuerza que posee la ciudad de Madrid. Tiene 3 de los mejores museos del mundo. La archiconocida milla del arte. Y en ellos se esconden varias obras maestras de la historia del arte. Una de ellas es el Guernica. Obra del genial pintor Pablo Picasso. Está alojada en el Museo Reina Sofía. La cuestión es que hasta el 4 de septiembre podrás ver una exposición extraordinaria dedicada de Picasso y su gran obra, el Guernica, que la pintó hace 80 años.

Pues bien este verano proponemos verla gratis. Tienes que saber que el museo se puede visitar sin pagar ni un céntimo todos los días de 19 a 21 horas (salvo martes día de cierre), y los domingos, de 13,30 a 19 horas.


Ir de compras al Zara más grande del mundo

Todo empezó el 7 de abril de este año 2017. Ese día se inauguró la tienda de Zara más grande del mundo -tiene una superficie de 6.000 metros cuadrados-, concretamente a la altura del número 79 del Paseo de la Castellana, al lado de El Corte Inglés de Nuevos Ministerios.

Pero lo que hace este plan especialmente interesante para el verano es su nuevo sistema de aire acondicionado. Piensa que cada una de las cuatro plantas —niños en el primer sótano; mujer en la baja y la primera y caballeros en la segunda— está dividida en varias zonas climáticas, en cada una de las cuales la temperatura se regula de forma automática. Un refugio contra la ola de calor.


Comer un gazpachito bien frío

Qué mejor para un día caluroso que sentarse en una mesa frente a una buena taza de gazpacho andaluz. Como pasa con muchas cosas, uno de los mejores gazpachos de España (y evidentemente del planeta) está en Madrid. Para ser precisos, en el Restaurante Viridiana, en la calle Juan Mena 14.

Hay que tener en cuenta que Abraham García es uno de los cocineros que mejor trabajan esta sopa fría. Mejor dicho, la borda. Además, aunque el más recomendable es el gazpacho tradicional (tomate de secano y pan crujiente), también experimenta con otras variantes: el de fresas con arenques del Báltico está para tirar cohetes.

 

A post shared by Matoses. (@matoses) on


Veraneando en la Villa

Si se trata de divertirse, en el verano de Madrid no escatiman esfuerzos. Más de 2 meses de festival en los Veranos de la Villa. Hay muchísimas opciones, desde escuchar un concierto de electrónica bajo el agua hasta bailar salsa con bandas latinas punteras. Pero hay opera también, conciertos de rock o música para relajarse por la noche.

Solo hay que mirar la agenda de los Veranos de la Villa y encajarlo en los días de vacaciones. Por otro lado, hay que tener en cuenta que es un festival que se celebra en todos los barrios, lo que hace que sea un momento perfecto para descubrir los barrios menos conocidos.


Una esquiada en pleno agosto

Parece mentira que estemos hablando de qué hacer en Madrid en verano y que antes hayamos propuesto playas y ahora comentemos la posibilidad de esquiar. Es como una broma. Esto demuestra que en Madrid todo es posible. Pues sí, en Madrid hay 2 pistas de esquí cubiertas, una para esquiadores más avanzados (250m de largo y 55m de ancho, con desnivel superior al 25%) y otra más pequeña para aquellos que se quieran iniciar en esto de esquiar (100m de largo y 40m de ancho).  El espacio se llama SnowZone, situado a 23 kilómetros del centro de la ciudad, en el municipio de Arroyomolinos, en la zona suroeste de Madrid.

Y si tienes niños (de 5 a 12 años), pues aquí hay plan familiar a la vista. Disponen de un campus de verano con clases para iniciarse en el mundo de el esquí o el snowboard o perfeccionar el nivel, además de probar el nuevo Minigolf Polar o el patinaje al aire libre.


La gran fiesta del agua

La fiesta de la Batalla Naval de Vallecas nació en un verano de hace treinta y seis años. Unos jóvenes se freían de calor y decidieron refrescarse con agua por las calles bajo el lema “Vallecas Puerto de Mar”. Desde entonces, el segundo o tercer domingo de julio, miles de personas se arrojan agua unos a otros con el único objetivo de refrescarse. 

Pues sí, es una magnífica forma de evitar la ola de calor y al mismo tiempo pasárselo en grande. Porque, como complemento, hay música, baile y paella.


Navegar en el Retiro

Tan castizo como un chotis en Madrid es remar en el Estanque Grande del Parque del Buen Retiro. Una actividad que garantiza las risas de grandes y pequeños.  Y si lo de los remos no se os da bien, también podéis montaros en un barco solar que realiza un tour de 15 minutos por tan solo 1,5€ por persona.

Pero esta no es la única actividad que se puede hacer en el parque. Visitar el Palacio de Cristal (foto de portada), donde se pueden encontrar exposiciones temporales o simplemente cobijarse bajo las sombras de los árboles pueden ser un buen antídoto para hacer frente al calor.

 

A post shared by Gergő D (@d.gergo) on


Ir al autocine (como en los viejos tiempos)

Se inauguró en 2017. Ahora mismo puedes coger tu coche, salir por la noche y ver una película al aire libre en una pantalla gigante de 250 metros cuadrados. Sí, al más puro estilo Grease. Toda una experiencia veraniega. Son cosas que se te graban en la memoria.

El Autocine Madrid RACE dispone de una enorme zona verde (350 plazas de aparcamiento) a las afueras de la ciudad. 


Un Gintonic en una terraza no puede faltar

Una de las terrazas más aclamadas de Madrid es la del moderno Círculo de Bellas Artes. Se ha puesto de moda en los últimos años. Está situada a 56 metros de altura. Se está de lujo en su chillout. Se cena muy bien, pero cuándo anochece lo ideal es disfrutar de un gintonic (los hacen muy buenos, para que negarlo) en su coctelería Tartan Roof.

Hay que destacar sobre todo sus propias creaciones. El cóctel Tartan Roof con miel, zumo de arándanos, licor de lychee, triple seco y Momo no Kuchidoke es uno de los favoritos.

 

A post shared by Igor L Montero (@igorlmontero) on

Ofertas relacionadas Ofertas relacionadas; Más

Más ofertas y recomendaciones