10 viajes en octubre (y 10 razones para que los hagas)

17, 09, 2019

Muchos de nuestros viajeros nos comentan que no saben qué destino elegir para su próximo viaje. Y es cierto, cuesta decidirse. Se trata de una de las cuestiones más complicadas del viaje y, al mismo tiempo, la más importante. Por eso hemos elaborado esta selección de destinos: para el que quiera viajar o escaparse el próximo mes de octubre (ya sea un fin de semana o unos días de vacaciones). No queda mucho, y puede ser muy útil para tu valoración personal que te propongamos ideas y así ahorrarte tiempo. Pero nuestra intención no es únicamente sugerir un destino tal cual, sino que también queremos destacar qué lo hace tan interesante. Te damos buenas razones. 


Uno: vegetarianos y veganos a Londres

No hay duda que la capital británica es uno de esos viajes fáciles, rápidos y aptos para todo tipo de viajeros. Se trata de una ciudad interminable: ya puedes andar y andar, que siempre hay algo más para ver (aquí tienes una guía con sugerencias). En general, por una razón o por otra, todo el mundo repite. Aparte de la escena cultural, la moda, sus grandes museos, el arte o la oferta de pubs, siempre hay novedades, incluso propuestas que difícilmente encontrarás en otro sitio. La gastronomía es el claro ejemplo. Digan lo que digan, en Londres se come muy bien. Es cierto que no tienen una gastronomía propia muy apetecible, y probablemente por eso es una de las ciudades donde se come la mejor gastronomía extranjera.

Razón para viajar en octubre: si lo que te va es la comida vegetariana, ya puedes reservar tus billetes. Tiene lugar una cita ineludible: el Vegfest, que se celebrará los días 26 y 27 de octubre en Olympia West and Central y donde podrás degustar todo tipo de alimentación de procedencia no animal.

Y si buscas alojamiento (y vuelos a Londres), pásate por nuestra sección de ofertas.

 
 
 
 
 
View this post on Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by Ella Jalley (@ella_jalley) on


Dos: vuelos baratos a islas Baleares

En octubre parece que el mundo comienza a olvidarse de las Baleares. No queda ni rastro del turismo. Aunque resulta curioso, porque estas islas en pleno otoño son una maravilla. Todo es más auténtico, más real; es la época en la que los colores ocres, rojizos y dorados envuelven sus paisajes y cuando más se activa la actividad cultural y tradicional de las islas.

Razón para viajar en octubre: Y claro, eso afecta directamente a los precios de los vuelos lowcost: bajan en picado. Para que te hagas una idea, el precio de los vuelos en octubre está por debajo de los 30€ i/v desde muchos aeropuertos españoles. Si, en cambio, prefieres que te lo den todo hecho, puedes encontrar paquetes de "vuelo + 5 noches de hotel" desde tan solo 279€ por pesona. En fin, no lo dudes y aprovéchate de la situación. 

 
 
 
 
 
View this post on Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by CHLOE CHAPMAN (@chloechapman) on


Tres: ver las estrellas en el desierto

Pese a que pueda parecer lo contrario, este no es un viaje lejano. Al revés: está más cerca de lo que parece, aunque  casi sentirás que viajas a otro mundo. El desierto del Sahara cuenta con 9 millones de kilómetros cuadrados, lo que casi iguala al tamaño de China. Una buena manera de explorarlo es yendo a Marruecos; de hecho, la ciudad de Marrakech es una de las principales puertas de entrada a este desierto africano. Si nos tenemos que decantar por una zona, el desierto de Merzouga, casi rozando la frontera argelina, es una de las partes más alucinantes de Marruecos. Está a unos 500 kilómetros de Marrakech y, pese a que su nombre significa “pequeña duna”, muchas de sus colinas de arena superan los 250 metros de altura y cambian de color dependiendo de la hora del día. Por cierto, allí se puede hacer el sandsurfing o surf en la arena.

Razón para viajar en octubre: llega una de las épocas más recomendables para adentrarse en Sahara, porque durante el verano, entre junio y agosto, el calor puede llegar a ser aplastante, y las noches en invierno son muy frías. Octubre es el perfecto término medio.


Cuatro: romántica Brujas

Brujas es un acierto para escapadas cortas, incluso es una delicia pasar allí un fin de semana. Esta ciudad concentra su belleza insuperable en el centro histórico. En cierta manera se trata de  una de las ciudades más paseables del mundo. Sus canales, el muelle del Rosario, la plaza Grote Markt o la plaza Burg, el Campanario Belfort, la basílica de la Santa Sangre... da gusto recorrerla a pie. En realidad, si buscas un viaje romántico, pocos sitios compiten con Brujas. Además del paseo por su zona medieval, también merece la pena pasar una velada romántica en uno de sus prestigiosos restaurantes (Brujas es la ciudad europea con más estrellas Michelin per capita). Y si el fresco aprieta, qué mejor que tomarse un buen chocolate belga calentito.

Razón para viajar en octubre: cuando llega el otoño —especialmente octubre— se pone especialmente bonita. Las enredaderas que cubren las casas se tornan tostadas, los tonos rojizos se intensifican, la luz es más nostálgica, el agua de los canales resplandece. Todo adquiere un clima agradable y cautivador. Y sin las aglomeraciones de otros meses, por supuesto.

 
 
 
 
 
View this post on Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by TripAdvisor (@tripadvisor) on


Cinco: aventura en el Amazonas ecuatoriano

Pese a que muy poca gente la conoce, la parte de la Amazonia ecuatoriana es uno de los destinos más valorados por los amantes de los deportes de aventuras. Si te gusta el rafting (descenso por ríos), por ejemplo, los expertos aseguran que es uno de los mejores destinos para practicarlo. A 185 kilómetros al sur de Quito, a las puertas de la selva, encontramos la localidad de Tena, surcada por algunos de los ríos navegables más atractivos del país. Pero allí también existe la posibilidad de descender por barrancos, hacer kayak, parapente o trekking a través de la jungla. Se trata de una de las regiones con mayor biodiversidad del planeta. Es alucinante la enorme cantidad de plantas, árboles y animales de todo tipo que podrás ver, entre los que destacan los titis pigmeos (los monos más pequeños del mundo), las nutrias y los tapires.

Razón para viajar en octubre: decididamente, este mes —tal vez junto a noviembre— es el mejor momento para viajar a la parte amazónica de Ecuador. Allí el clima tropical es difícil de soportar durante todo el año, salvo en octubre, cuando la humedad no se nota con tanta intensidad y se hace más soportable.

 
 
 
 
 
View this post on Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by EF Ultimate Break (@efultimatebreak) on


Seis: setas en Zamora

Esta es una escapada rural en toda regla, de las que debes poner en la lista de planes para el fin de semana. Si te apetece recoger setas, la provincia de Zamora es uno de los lugares de España con más especies. Tocando la frontera con Portugal, en la comarca de Aliste, se encuentra Rabanales, uno de los senderos micológicos más ricos de Castilla y de España en general. En sus inmediaciones se ubica el Centro de Interpretación de las Especies Micológicas, uno de los más completos de España, aunque solo abre si hay visitas concertadas. Allí también se ofrecen excursiones guiadas al campo, talleres de identificación de setas y exposiciones con más de treinta especies de hongos.

 Razón para viajar en octubre: dentro de la estación otoñal, este mes suele ser junto con noviembre la mejor época para ir a por setas, ya que es la etapa previa a las primeras heladas.

 
 
 
 
 
View this post on Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by Mondoporcino (@mondoporcino.it) on


Siete: el Camino Primitivo

El Camino de Santiago cada vez atrae a más gente. La verdad es que hay muchos peregrinos en verano y esa masificación, (no se puede negar) le resta cierta espiritualidad al viaje. Además en octubre, gracias al descenso en el número de peregrinos, no encontrarás problemas a la hora de alojarte en los albergues públicos o establecimientos en general, cuya disponibilidad lógicamente será mayor. Lo mismo ocurre con los restaurantes que salpican el itinerario. Dentro de las diversas opciones que existen, nuestra propuesta en octubre sería el Camino Primitivo, la ruta más antigua entre Oviedo y Santiago de Compostela pasando por la cara más rural de Lugo. Es muy exigente, ya que atraviesa una zona de montañas muy despobladas en las comunidades de Galicia y Asturias.

Razón para viajar en octubre: en octubre el paisaje es excepcional. La senda se sumerge en bosques densos de castaños, monasterios casi olvidados, fantasmales cementerios cubiertos de musgo... Un escenario cubierto de colores otoñales, donde dominan los ocres y caquis. La dos primeras semanas de octubre son especialmente bonitas en este tramo.

 
 
 
 
 
View this post on Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by Camino de Santiago (@buencaminosantiago) on


Ocho: safari en Namibia

Al que le guste viajar nunca le faltará en su lista de preferencias un safari africano. Y la verdad es que existen bastantes parques entre los que escoger. Sin embargo, algunos resultan más aconsejables que otros, sobre todo si tu intención es ver muchos animales o, todavía mejor, ver a los llamados "Cinco Grandes" (Big Five): el león, el leopardo, el rinoceronte negro, el elefante y el búfalo cafre. Tienes el famoso Kruger de Sudáfrica o el Serengueti en Tanzania, por ejemplo, dos parques míticos. Aunque, si existe un parque nacional africano distinto a los demás, ese es el Etosha de Namibia (significa "el gran lugar blanco", debido a la gigantesca superficie cubierta por salinas). Cuenta con 114 especies de mamíferos, entre ellos la mayor población de rinoceronte negro y de guepardos de toda África.

Razón para viajar en octubre: la época más recomendable para embarcarse en una aventura es la estación seca, que se sitúa entre los meses de abril y noviembre, cuando hace calor y el tiempo es agradable en casi todo el país. Dentro de este periodo, octubre y noviembre nos parecen ideales, puesto que esquivarás el turismo masivo (aunque eso sí, puede que llueva algo más que en otros meses).

 
 
 
 
 
View this post on Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by ℂ. (@foxygraphie) on


Nueve: buen vino dulce en Hungría

Cuando hablamos de Hungría, casi siempre es en relación con Budapest. El resto del país pasa desapercibido en general. Sin embargo, cuenta con infinidad de tesoros escondidos. Uno de ellos es el vino. Hungría posee de hecho una larga tradición en la elaboración vinícola, con su territorio salpicado de viñas. En ese sentido, uno de sus principales representantes es el vino dulce de Tokaji, también conocido como “vino de reyes” por Luis XIV de Francia. Tokaji es una población situada a los pies de los montes Cárpatos y al noreste del país. Recomendamos callejear por este pueblecito y dejarse embriagar por el aroma del vino saliendo de las viviendas.

Razón para viajar en octubre: no olvidemos que octubre es mes de vendimia. En Tokaji precisamente la celebran el primer fin de semana de octubre con una gran fiesta, bailando con sus trajes regionales y organizando degustaciones, talleres...

 
 
 
 
 
View this post on Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by Grand Tokaj (@grandtokaj) on


Diez: Berlín iluminado

El festival de las Luces (Lights Festival) no es un evento muy conocido, al menos en España, pero supone una de las mejores oportunidades para visitar Berlín. La capital alemana se inunda de luces y colores y de numerosos espectáculos luminotécnicos creados por diseñadores y artistas reconocidos. Más de 500 edificios, calles y plazas proyectarán imágenes sobre sus fachadas, desde la emblemática Puerta de Brandenburgo, la Catedral (Berliner Dom), la Universidad Humboldt, el museo Bode o la estatua de Neptuno en Alexanderplatz. También harán su aparición en el cielo unos impresionantes fuegos artificiales. Se trata de un festival extraordinario, que también abarca conciertos en directo, degustaciones callejeras y jornadas de puertas abiertas en algunos de los edificios de la ciudad. Además, para quien esté interesado, se organizan rutas guiadas a pie, en barco, limusina o coche de caballos.

Razón para viajar en octubre: como todos los años (y ya van 15), se celebrará este espectacular festival durante nueve días. En 2019 tendrá lugar entre el 11 y el 20 de octubre.

Si te animas a visitarlo, no dejes de echar un vistazo a nuestra sección de ofertas de viaje a Berlín.


Y, por último: el consejo extra...

Si más que por destino, te mueves por precio... nada mejor que consultar nuestra sección de Último minuto. Encontrarás ofertas para viajar desde ya para todos los gustos y bolsillos.

Más ofertas y recomendaciones