10 cosas imprescindibles que hacer en Ámsterdam

06, 04, 2017

Ámsterdam, la ciudad de los canales alineados, los puentes, las bicicletas y las casas torcidas, es uno de los destinos turísticos más populares de Europa. Está repleta de museos, barrios a la moda y magníficos parques, y ofrece una cultura divertida de bares además de, por supuesto, un infame lado afilado. Aquí tienes 10 cosas que tienes que hacer sí o sí cuando viajes a Ámsterdam.


Obvio pero esencial:

  • Visita un museo. Con más de 50 para escoger, seguramente existe uno para todos los gustos. El Rijksmuseum es el Museo Nacional holandés y exhibe obras de grandes maestros como Rembrandt, Van Gogh o Vermeer. Para el arte moderno y contemporáneo a la cabeza está el Stedelijk Museum. Y luego, por supuesto, tenemos la Casa de Ana Frank, donde podrás viajar en el tiempo para conocer cuál era la vida durante la ocupación alemana en la Segunda Guerra Mundial.
  • Coge la bici. Ámsterdam es una de las ciudades donde más se pedalea del mundo. Reserva un tour para conocer la ciudad en bicicleta: es una experiencia que te hace ver Ámsterdam de otra manera. Digamos que es la manera más genuina. El paisaje es plano y hay carriles y semáforos especiales para bicicletas, lo que hace que sea muy fácil moverse y, además, es una forma divertida de explorar los canales y barrios de la ciudad. Si no te apetece un tour organizado, pues alquila la bici y móntate el tour a tu aire.


En el agua:

  • Haz un crucero por los canales. La incomparable red de canales de Ámsterdam tiene más de 400 años de antigüedad. Echa un vistazo a la ciudad desde una perspectiva diferente y hazlo desde un crucero por el canal. Durante el día podrás observar las casas mercantiles estrechas que se inclinan en ángulos imposibles sobre el agua. Ten cuidado si decides caminar por la casa más estrecha de Amsterdam en la calle Singel, 7. Por la noche los canales tienen una atmósfera mágica mientras el barco se desliza bajo los pequeños puentes tenuemente iluminados. Cuatro de los principales canales: Singel, Keizersgracht, Prinsengracht y Herengracht están protegidos por la UNESCO. Un autobús de sube y baja puede ser muy práctico si quieres hacer turismo a lo largo de los canales.
  • El Mercado de las Flores un caleidoscopio de color y el único mercado flotante de flores del mundo. Las flores las puedes ver flotando en el lado sur del canal Singel. Si estás de viaje en primavera (mediados de marzo a mediados de mayo) considera la posibilidad de coger un autobús de 20 minutos hasta la ciudad de Lisse, donde está el Parque Keukenhof y jardines de flores. Un buen punto es explorar los campos de flores sobre una bicicleta para deslumbrarse con la exhibición de tulipanes de todos los colores.
 

A post shared by Lynetta Benham (@lynnny_b) on


Pararse a hacer fotos:

  • Hacer una pose con las letras "I Amsterdam" fuera del Rijksmuseum en Museumplein es casi un ritual. Si no quieres compartir tu foto con docenas de otros buscadores de selfie, puedes buscar otro conjunto de letras en el aeropuerto de Schiphol.


Salir a comer en Ámsterdam:

  • Las Stroopwafel (dos finas gofras con una capa de sirope de caramelo) pueden llegar a ser una necesidad en algún momento. Estos pequeños y deliciosos discos celestiales es mejor saborearlos calentitos y con un café. Si no te va el dulce, tienes la alternativa de los conos de patatas fritas holandesas gruesas. Se acompañan con salsas extravagantes como salsa cacahuetes satay, mayonesa y cebollas o un ketchup de curry.
  • Queso celestial. Los Países Bajos son sobradamente conocidos por su excelente queso y en la zona comercial de las Nueve Calles encontrarás la Cámara del queso de Amsterdam. La tienda tiene una monticulo de 200 excelentes quesos amontonados y puedes probarlos antes de comprar. Y para bajar el pica-pica, nada mejor que tomarse una cerveza en la experiencia Heineken o, aún mejor, en la IJ Brewery por una cuarta parte del precio. IJ produce cerveza orgánica y, además, se encuentra junto al molino de madera más alto de los Países Bajos, De Gooyer.
 

A post shared by Florence Vandaele (@flosjvandaele) on


Vida en el parque:

  • Picnic en el Parque. El popular Vondelpark es el más grande de los muchos parques que hay en la ciudad. Haz lo que hacen los lugareños: móntate un picnic o una barbacoa de quita y pon y una botella de vino y dirígete a los extensos espacios verdes del Vondelpark. Allí dan conciertos gratuitos en verano o actuaciones de teatro al aire libre.

Los barrios:

  • La zona del Barrio Rojo, De Wallen, es en realidad una de las zonas más antiguas y bonitas de Ámsterdam con estrechas calles adoquinadas, edificios históricos y bellos canales bordeados de árboles. El Oude Kerk (Vieja Iglesia), una construcción gótica del siglo XIII, es como un impresionante telón de fondo para entrar en la plétora de cafés que yacen junto al canal, donde merece la pena pasar un día entero.
 

A post shared by Vladimir (Grodno, Belarus) (@lisvmir) on

  • Ir de shopping alrededor de las Nueve Calles. Pintorescos canales conectados por coquetos puentes hacen de éste uno de los barrios más fotogénicos de Amsterdam. Justo en el centro del cinturón del canal está lleno de tiendas vintage, boutiques de diseñadores y galerías que son perfectas para recoger un regalo o llevarte un recuerdo del viaje. De las cafeterías, bares y restaurantes que bordean los canales, De Luwte es un buen lugar para cenar y disponen de un gran menú Gintonic.

Ofertas relacionadas Ofertas relacionadas; Más

Más ofertas y recomendaciones