Qué hacer y qué no durante la Oktoberfest

08, 09, 2017

El año pasado, más de 5,6 millones de personas viajaron hasta Múnich para participar en la Oktoberfest. Durante los 17 días que duró el festival, se consumieron 109 bueyes y se bebieron más de 6 millones de litros de cerveza. Siendo el mayor festival folk del mundo, la Oktoberfest tiene algo que ofrecer a todos y cada uno de sus visitantes. Para que no te pierdas nada en la próxima edición -que se celebrará del 16 de septiembre al 3 de octubre-, hemos hecho una selección de aquellas actividades imprescindibles en tu visita, así como de las trampas turísticas que conviene evitar.

ABSOLUTAMENTE SÍ:

  • Beber de un Maß: el Maß (o “tanque de cerveza”) es la quintaesencia del festival. No bebas cerveza que no provenga de un Maß y no olvides acompañar tu litro de “oro líquido” con un buen pollo asado o “Hendl”, como lo llaman los bavareses. Eso sí: no pidas cubiertos. Te darán solo servilletas, porque el pollo se tiene que comer con los dedos como manda la tradición. 

  • Mostrar todo tu cariño: “I mog di” ("Me gustas), “Prinzessin” (Princesa) o “Du bist mein Schatz” (“Eres mi amor”). Pueden parecerte mensajes cursis pero es lo que se lleva en la Oktoberfest.  Los verás escritos en corazones glaseados o de pan de jengibre que se venden por todo el festival. En lugar de comérselos, los visitantes se los cuelgan al cuello. Regalarle uno a esa persona especial le hará definitivamente feliz.

  • Mostrar tu estado civil: la forma de atar el lazo del Dirndl -traje típico bavarés para las mujeres-, puede significar mucho más de lo que tú piensas. Si lo atas a la derecha significa que ya tienes pareja o no buscas una relación. Si lo atas a la izquierda significa que estás soltera. Si te lo atas en la parte de atrás, significa que eres viuda.

  • Volver al pasado: la “Oide Wiesn,” o “Antigua Oktoberfest” se encuentra al sur del festival y la entrada cuesta 3€. En esta zona, el tiempo parece haberse detenido: podrás encontrar cerveza a la vieja usanza, carrozas antiguas, un mercado de pulgas, un teatro de marionetas y muchos más recuerdos de otros tiempos.

  • Utilizar el transporte público: toma el U-Bahn Schwanthalerhöhe (U4/U5) o bájate en la Goetheplatz (U3/U6) y camina los últimos metros hasta el festival. El acceso por Theresienwiese es directo, pero a menudo está tan lleno que merece la pena acceder por una de las vías menos frecuentadas.

MEJOR QUE NO:

  • Ir al festival durante las horas punta: los fines de semana es el momento de mayor afluencia del festival, por lo que las carpas están completamente llenas y el precio del alojamiento por las nubes. Si puedes, es mejor visitar el festival de lunes a viernes o consultar el barómetro de la Oktoberfest para saber cuáles son los mejores días y horas para asistir.

  • Bailar sobre la mesa: puedes bailar sobre los bancos, pero hagas lo que hagas, nunca te subas con los dos pies sobre la mesa. Puede ser tentador, pero este pequeño “cambio de altura” puede hacer que te expulsen de la carpa y que te arruines el resto de la Oktoberfest.

  • Llevar un Dirndls de imitación: seguramente podrás encontrar imitaciones de Dirndls en las tiendas de souvenirs o cerca de la estación principal de tren, pero si piensas volver a menudo a la Oktoberfest, te conviene invertir en un Dirndl tradicional. Los Dirndl auténticos llegan al menos a media pierna, algunas veces tienen el cuello más alto y normalmente tienen colores tenues. Los hombres deben evitar los sombreros de fieltro gris puntiagudos. En Bavaria, los hombres llevan un sombrero plano tradicional con un Gamsbart elaborado con pelo de gamuza.
  • Dejarse engañar por el verde: aunque estéticamente puedan resultar de lo más invitante, los campos verdes enfrente de la estatua de Bavaria no son el mejor lugar para descansar, a menos que quieras codearte con quienes han bebido demasiado o necesitan “vaciar el depósito”.

  • Beber con el estómago vacío: aunque es obvio, mejor aclarar algunas cosas. Para los principiantes, la cerveza de la Oktoberfest resulta más fuerte que muchas otras cervezas, ya que contiene un 6% de alcohol. Además no lleva tantos carbonos, por lo que es más fácil beberla rápido y en grandes cantidades. Si quieres disfrutar de la fiesta, mejor cómete al menos un Pretzel por cerveza.

¿Quieres saber más? Consulta nuestra guía de la A a la Z sobre la Oktoberfest y date una vuelta por las diferentes Oktoberfest del mundo.

Más ofertas y recomendaciones