Dónde viajar en Fin de Año 2018

18, 12, 2018

Probablemente es un tema psicológico, pero cuando llega el fin de año muchos nos planteamos el futuro. Lo convertimos en un borrón y cuenta nueva. Consideramos nuevas posibilidades. Para hacerlo, es muy recomendable tomar distancia, alejarse de la rutina, esquivar lo de cada día. Y por eso es bueno viajar. Despeja la mente. Te permite cambiar el chip y ver las cosas de otra manera, lejos de todo lo que te condiciona y no te deja avanzar. En resumen, viajar en fin de año es una excelente decisión para prepararse y afrontar el 2019. Si también lo crees, hemos seleccionado los cinco destinos que, por diversos motivos, recomendamos para viajar este año.


Siendo el primero en Sídney

Es un destino típico en las listas de celebraciones de fin de año. Dicen que es incluso más potente que la de Nueva York. Ahora bien, como ya sabes no está lo que se dice cerca. A 17.000 mil kilómetros más o menos. Está en la otra punta del planeta. Sin embargo, es una de las fiestas de fin de año más extraordinarias que existen. Para empezar lo más curioso es que lo celebras antes que nadie (me refiero, claro, a amigos, familia, etc). Es curioso también el hecho de que en Australia es verano, lo que significa que hay sol y buen tiempo.

Los fuegos artificiales en la Bahía de Sidney vistos desde el Harbour Bridge (el puente) son algo fuera de serie. No hay duda, la fama los precede. Se llaman los Midnights fireworks (por cierto, previamente, a las 9 de la noche, se lanzan unos fuegos para los más pequeños). Sí, es el evento más esperado de la Nochevieja allí, pero la fiesta no se limita solo a eso. Hay mucho más. Hay shows aéreos con avionetas que hacen acrobacias, un barco anti-incendios que lanza al aire miles de litros de agua en forma de chorros o el Harbour of Light Parade, en el que barcos iluminados con diferentes colores decoran el horizonte. Y luego, party. 5, 4, 3, 2, 1… ¡Happy New Year!

Foto por Ethan Ou en Unsplash

 


De crucero por Canarias, Marruecos y Madeira

No cabe duda de que una manera saludable de romper con la rutina diaria es cambiar de clima. Las Islas Canarias son perfectas para eso. Cualquiera de ellas –Tenerife, Gran Canaria, Fuerteventura, Lanzarote, La Palma, Gomera, El Hierro, o incluso La Graciosa– puesto que cada una tiene su qué. Dicen que es el mejor clima del mundo. 20 grados de media entre diciembre y marzo. Vamos que tienes sol, playa y bañador. Yo diría que es de las mejores opciones. Y las tenemos aquí cerca, y no se trata precisamente de un destino caro, sino al contrario. 

Es un viaje se puede hacer cogiendo un vuelo barato (incluso en estas fechas tan señaladas, unos 150€ ida y vuelta desde varias ciudades españolas). Pero desde aquí te aconsejo celebrarlo en un crucero en medio del mar. Aunque no seas muy (o nada) de cruceros, hay que probarlo. Esta es una buena ocasión. Para empezar, es un plan que encaja muy bien si se trata de un viaje en familia. Además, los cruceros que hemos encontrado suelen ser de una semana e incluyen paradas en Funchal y Agadir. Tres destinos en uno. Es lo bueno de los cruceros.

Playas de Agadir (foto de Louis Hansel en Unsplash)

 


En Disneyland París con familia

Esta es toda una experiencia. Seas más o menos sensible, en este tipo de cosas que tienen que ver con las emociones, los de Disney saben como atraparte. Fabrican magia como nadie. Y si tienes niños, se les quedará en el alma para el resto de sus vidas. Eso sí, no es un plan muy original. Me refiero a que no es una idea que no se les haya ocurrido a muchas personas al mismo tiempo. Se suele llenar. Pero si consigues tu entrada, bingo: no te arrepentirás. Y tus hijos mucho menos.

Allí sucede de todo. Hay extra magia. Animaciones, conciertos y desfiles con todos los personajes –Dumbo, Peter Pan, Mickey–. Puedes cenar y tomarte las doce uvas (las has de llevar tú, eso sí), que incluye la fiesta de Nochevieja con fuegos artificiales en el lago y un show muy entretenido de proyecciones sobre la fachada del castillo. Ojo, lo normal es que haga bastante frío por la noche, por lo que hay que abrigarse bien o te congelas. Y claro, las atracciones permanecen abiertas hasta bien entrada la noche: no te puedes perder los Piratas del Caribe, Space Mountain (ahora con temática de Star Wars), la Torre del Terror y el paseo de Buzz Lightyear Lazer Blast.

Disneyland París (foto de Sogol Salehi en Unsplash)

Esquiando en Granada

Este año puede ser un gran año para los esquiadores. Este año sí. De entrada, muchas estaciones han abierto antes de lo esperado. Hay nieve. Y viendo como está el panorama del clima vete a saber hasta cuándo. En fin, que si la decisión es ir a esquiar, creo que una de las opciones más completas es Granada y Sierra Nevada. No existen ciudades tan bonitas en el planeta que te den la posibilidad de esquiar en una estación tan potente como Sierra Nevada. Solo está a 27 kilómetros. Posee las instalaciones más meridionales de Europa y es la de mayor altitud de España. Cuenta con 108 kilómetros esquiables repartidos en 115 pistas.

El plan suena muy bien. Coges un vuelo a Granada o Málaga, te pasas unos días fabulosos de esquí (tienen esquí nocturno) y celebras la fiesta de Nochevieja y Fin de Año en la Plaza del Carmen, donde los granadinos dan tradicionalmente la bienvenida al nuevo año. Y lo hacen como Dios Manda, con un buen cotillón y las 12 uvas. Verbenas, flamenco y fuegos artificiales. La Alhambra iluminada bajo los fuegos multicolor vale por si sola un fin de año.


Los fuegos artificiales de Madeira

Para el que no la conozca, Madeira es una pasada. Hay que descubrirla. Para que te hagas una idea, fue premiada el año pasado en los en los World Travel Awards como el mejor destino insular del mundo. El clima es decisivo, sobre todo en invierno. La influencia de la corriente caliente del golfo de México hace que sus aguas sean templadas (de entre 22º y 18º), todo un lujo para una isla volcánica de sus características. Y está a menos de 3 horas en avión desde España, es un archipiélago en medio del Océano Atlántico formado por 5 islas, de las cuales solo dos están habitadas: Madeira y Porto Santo.

Pero aquí estamos para hablar de pasar el fin de año. Y Madeira no es una elección cualquiera. En Funchal, en la isla de Madeira y capital del archipiélago, se celebra una fiesta de fin de año espectacular. A lo largo de la bahía se disparan al cielo oscuro unos fuegos artificiales que fueron condecorados con el Record Guiness por ser “los fuegos artificiales más grandes del mundo” en el 2012 (se realizaron 8.000 explosiones por minuto durante 8 minutos). Es único. El día 31 de diciembre, cuando el reloj marca las 12h, el cielo se llena de color, luz y esperanza en el futuro.

 Fuegos artificiales de Fin de Año en Madeira (foto de aportugueseaffair.com)

 

Más ofertas y recomendaciones