10 ideas regalo para alguien que le guste viajar

22, 12, 2019

Estamos en plenas fiestas navideñas, inmersos en una vorágine de compras irreprimible. Entre los "amigos invisibles", el Año Nuevo, Los Reyes, las rebajas de enero, y luego, en febrero, San Valentín... es innegable que los regalos son los grandes protagonistas de estos días.

Pero, la gran pregunta es: ¿cuál es el regalo ideal?

Porque regalar algo, en principio, no es una tarea tan sencilla como pueda parecer. Al contrario. El "ritual pre-regalo" es muy importante: pensar bien en lo que realmente le gusta a la persona homenajeada, buscar, valorar las opciones que tenemos y, sobre todo, dedicar tiempo y dinero a comprarlo. 

En este post, queremos ayudarte un poco, facilitarte todo ese ritual. Y como sabemos que sois muy fans de los viajes, os proponemos, nada más y nada menos, que 10 ideas regalo para 10 tipos de viajero diferentes. ¿Podrás elegir?


Para los aventureros

Si tu idea es comprar algo para alguien que es fanático de la aventura, tu misión será escoger una experiencia que no olvide jamás. Los viajes, sean donde sean, siempre contienen un elemento impredecible, un toque aventurero. Desde hacer un rafting en aguas bravas en los Pirineos, hasta hacer un safari en todoterreno por el Parque Kruger en Sudáfrica, hay aventuras en cada esquina del mundo. 

Jirafas en el Parque Kruger en Sudáfrica (foto de Tobin Rogers en Unsplash)

Para los sibaritas

Si tu ser querido es aficionado al buen comer (y al buen vino), nada mejor que regalarle una experiencia gastronómica especial. La oferta es tan amplia que podrás hacer un buen regalo incluso con un presupuesto ajustado. Algunas ideas: maridajes de vino y comida en algún restaurante destacado, clases de cocina de para aprender a preparar platos de diferentes culturas o escapadas a regiones tan conocidas como La Rioja que incluyan visitas a bodegas y/o catas de vino

Escapada a La Rioja (foto de Brett Jordan en Unsplash)

Para los "playeros"

Sea invierno o verano, siempre hay personas que quieren estar cerca del mar. Para ellos, para los que no renuncian a un baño ni siquiera cuando el frío aprieta, una escapada isleña puede ser una gran idea. Hay muchos destinos donde escoger según el presupuesto (y el clima que prefieran). Las Canarias nunca fallan, aunque otras islas como Malta o Sicilia también pueden ser una opción un poco más original. 

Fuerteventura (foto de Photo Michal Mrozek en Unsplash)

 


Para los sentimentales

A veces el mejor regalo es aquel capaz de crear un vínculo emocional con la familia. Los viajes suelen tener esa peculiaridad: que ayudan a los diferentes miembros a conocerse más. Los nietos con los abuelos, los primos, o simplemente un padre o una madre con su(s) hijo(s). Disfrutan la experiencia conjuntamente y eso les produce un recuerdo que durará toda la vida. En ese sentido, existe un tipo de viaje muy habitual como obsequio familiar: el crucero en todas sus variedades. Desde una salida en velero por la Costa Brava, pasando por un mini-crucero por el Mediterráneo, hasta un mega-crucero por el Caribe. Todo es posible.

Crucero a su paso por Puerto Vallarta en México (foto de Alonso Reyes en Unsplash)

 

Para los estresados

Si lo que quieres es ayudar a tu ser querido a relajarse y escapar de la ajetreada semana laboral y a sobrellevar las tensiones que eso conlleva, ¿por qué no comprar una experiencia relajante, como un indulgente descanso en el spa o una escapada de fin de semana a un balneario? Incluso se podría agregar un tratamiento con masajes o una comida lujosa para elevar la experiencia hacia la desconexión total. Desestresarse con una buena reflexoterapia, rejuvenecer la piel con un masaje facial o dejarse mimar con una pedicura... ¡La cuestión es relajarse!

Relax (foto de Alex Bertha en Unsplash)

 

Para los enamorados

Como cada año, el 14 de febrero se celebrará el día de san Valentín o también llamado el “día de los enamorados”. En esta ocasión cae en viernes, lo que permitirá a los que tengan mariposas en el estómago preparar una buena escapada. Eso sí, para poder ahorrar un dinerillo nuestra sugerencia es adelantarse un poco y no esperar al último minuto. Por ejemplo, un detalle muy bonito es regalar una escapada de fin de semana a una ciudad europea como Viena, Berlín o, aunque suene a tópico, París. Este destino no puede fallar.

París (foto de Photo AC Almelor en Unsplash)

Para los "amigos invisibles"

Hay una tradición que se está haciendo un buen hueco en el mundo de los regalos y es el “amigo invisible”. Básicamente se trata de hacer un regalo a una persona que no sabemos quién es. Lo único que sabemos es que, en la mayoría de las ocasiones, no nos hemos de gastar mucho dinero: entre 10€ y 40€ máximo. Es una suerte contar con un presupuesto definido. Y si tenemos en cuenta que a la mayoría nos gusta viajar, una formidable opción en este caso es regalar un objeto útil: un mapa donde marcar los destinos donde ha estado, un neceser para viajar o un organizador de maletas. La cuestión es que sea funcional.

Foto de Photo Capturing the human heart. en Unsplash

 

Para los "pequeños" viajeros

Tal vez este sea el regalo más complicado de la lista. La mayoría de los niños no entienden los viajes como un regalo, sino como una actividad familiar. Sin embargo, es importante empezar a inculcar a los niños la pasión por viajar, conocer mundo, abrirse a otras culturas. Hay que mostrarles lo esencial de las experiencias emocionales sobre las cosas materiales. De hecho, en la actualidad, hay muchos objetos de viaje para adultos transformados en versión infantil: la maleta Trunki con forma de dinosaurio; cámaras pequeñas de fotos; sacos de dormir; o incluso guías de viajes con mapamundis como la edición infantil de "Mi primera Lonely Planet".


Para los cultos

El viaje es cultura. Existe un tipo de viajero al que le gusta profundizar en las raíces de los destinos, penetrar en su historia, admirar su arte, leer a sus autores. Son personas muy exigentes y no les vale solamente con ver y visitar. Buscan algo más. Quieren entender dónde están, saber cuáles son las costumbres de los locales o vivir adaptándose a sus culturas. Por norma general, esta tipología de viajero se entusiasma con la idea de un libro de fotografías de paisajes, una novela ambientada en algún destino interesante, o bien una guía muy completa sobre el país, continente o ciudad al que piensan viajar.


Para los ecologistas

Con todo los cambios que estamos viviendo en la actualidad a nivel global, hay mucha gente (cada vez más) que se preocupa por el futuro del mundo. Son conscientes de que el comportamiento y las acciones del presente son esenciales para el devenir del planeta. Para ellos, los viajes también deben ser cuidadosos con el medio ambiente. Suelen ser amantes de la naturaleza y cualquier viaje que se propongan debe ser responsable y pensar en verde. Como muestra, Bután es una meta ideal para este tipo de viajeros: protegen totalmente a sus parques naturales y su objetivo es llegar a ser un destino 100% orgánico en los próximos años.

Paro Taktsang en Bután (foto de Sam Power en Unsplash)

Más ofertas y recomendaciones