Oktoberfest de la A a la Z

Del 16 de septiembre al 3 de octubre se celebrará la Oktoberfest de Múnich. Este año el famoso festival llega a su 184ª edición y para que no te pierdas nada hemos elaborado una completa guía de la A a la Z. Ahora sí, que no habrá costumbre o palabra bavaresa que se te resista 😉

Preparados, listos, Prost!


A de Anstich: pinchado del barril de cerverza.  El Alcalde de Múnich da el pistoletazo de salida a la Oktoberfest el primer día del festival a las 12 de la mañana en la carpa Schottenhamel. Solo se puede servir cerveza una vez que el Alcalde haya pronunciado las palabras mágicas “O’zapft is” o, lo que es lo mismo, “¡Ya está pinchado!”, en  referencia al ritual de pinchar el primer barril del festival.


B de Beber Cerveza: vale, es obvio, pero la cerveza ha sido desde siempre la bebida oficial de la Oktoberfest y, según algunos, lo único que realmente está asegurado en este festival (es difícil predecir qué sucederá una vez que la gente empieza a beber el “oro líquido”). Aunque la selección de cervezas parece interminable, en función de la carpa que decidas visitar podrías encontrar solo una pequeña muestra.


C de Champagne: después de la cerveza, el champagne es la segunda bebida más popular de la Oktoberfest. Si prefieres el champagne a la cerveza, evita las carpas más grandes y busca los locales más tradicionales en las carpas dedicadas al vino: Marstall y Käfers Wiesnschänke. Ten en cuenta que estas carpas suelen estar muy frecuentadas.


D de Dirndl: el Dirndl ha sido el traje típico femenino durante muchos años en la Oktoberfest. Aunque se pueden encontrar muchas imitaciones en las tiendas de souvenirs cerca de la estación principal de tren, los Dirndls auténticos responden a una serie de requisitos, sobre todo en lo que se refiere al tejido y al largo de la falda: nunca debe estar por encima de la rodilla. 


E de Entrada Limitada: es una pena, pero es algo que inevitablemente ocurre durante la Oktoberfest. Cuando las carpas alcanzan un número determinado de personas, se cierran al público y no puede entrar nadie más. Para evitar esta situación, revisa el barómetro de la Oktoberfest y planea la mejor hora para visitar el festival o bien haz una reserva por anticipado.


F de Flirtear: “flirtear” es prácticamente un deporte nacional en la Oktoberfest: todos flirtean. Dependiendo de si tú también quieres practicar o no este curioso deporte, tendrás que atar el lazo de tu Dirndl de una manera u otra. El lazo atado a la derecha significa que ya tienes pareja o que no te interesa flirtear; mientras que el lazo atado a la izquierda significa que estás soltero/a.


G de Gaudi: esta palabra bavaresa significa “diversión”, “confusión” o incluso “ruido”.  Pero se puede utilizar en muchas expresiones. Ejemplos: “Geh, des war doch nur a Gaudi” = “Perdona, no quería decir eso”; “Mir hamma so a Gaudi ghobt” = “Nos hemos divertido muchísimo”; “Des war oba a Gaudi in dem Zelt” = “Había demasiado ruido en esa carpa”. Dado que “Gaudi” puede tener tantos significados, ¿por qué no memorizar de antemano la frase que crees que más vas a utilizar más?


H de Hendl: Hendl es el tradicional pollo asado que se sirve durante la Oktoberfest. También lo llaman Gickerl. Si deseas acompañar el pollo con algo más, tendrás que pedirlo por separado. Ni se te ocurra pedir cubiertos: el pollo se come con los dedos , por lo que te lo servirán solo con unas servilletas para limpiarte.


I de Italianos: muchos italianos acuden al festival durante el segundo fin de semana, por lo que muchos ya lo consideran “el fin de semana italiano”. Quizás no son tan entendidos en cerveza como los bavareses, pero dominan el arte del flirteo a la perfección 😉


J de Janker: el chaleco típico que llevan los hombres durante la Oktoberfest. Se suele llevar con pantalones cortos de cuero (Lederhosen).  Los Jankers suelen estar hechos de lana y llevan botones. A diferencia de los Dirndls, muchos de los Jankers que se venden en las tiendas sí son los tradicionales.


K de Kotzhügel: la parte del festival que te conviene evitar. Bueno, a menos que te sientas realmente “cansado” de consumir alcohol o estés a punto de vomitar. Allí, encontrarás muchas personas en esta situación. Echa un vistazo a nuestro artículo sobre qué hacer y qué no hacer durante la Oktoberfest. Corto, pero muy útil 😉


L de Lederhosen: el clásico y tradicional pantalón bávaro. Suelen ser de cuero (de cabra o ternera), donde se incorporan los tradicionales tirantes (Hösentrager). En las versiones más preciadas, el cuero que se utiliza puede ser de ciervo o de gamuza. Van acompañados de calcetines de lana gruesa hasta la pantorrilla y casi siempre tienen un lazo.


M de Maß: el tanque donde se conserva la cerveza. A pesar de ser una palabra muy corta, no es fácil de pronunciar correctamente. El énfasis debe ponerse en la “ß” (una doble “s”) y la “a” debe pronunciarse muy rápido. Así que evita decir “Maaaaas”.


 N de Noagal: es la cantidad final de cerveza que queda en el Maß y que no conviene beber, ya que ha perdido toda su frescura. Los recién estrenados en esto de la Oktoberfest suelen beber el Noagal, pero lo expertos siempre pedirán cerveza de un nuevo Maß.


O de “O’zapft is”: las palabras que miles de personas oyen año tras año y que marcan el inicio oficial de la Oktoberfest. Una vez que el alcalde grita “O’zapft is” (“¡Ya está pinchado”) y pincha el primer barril de cerveza, la Oktoberfest puede empezar.


P de Prost: la palabra que se utiliza para brindar en la Oktoberfest. Queda terminantemente prohibido utilizar cualquier otra variedad como “Salud”, “Cheers” o “A santé”. Consejo práctico: cuando digas Prost y brindes con tu vaso, asegúrate de hacerlo chocar por la parte de abajo para evitar que se rompa.


Q de Qingdao: aunque no es una palabra bavaresa, Qingdao es una ciudad china donde se celebra la mayor Oktoberfest después de la de Múnich, con casi 4 millones de visitantes anuales. El gran festival suele empezar durante la primera o segunda semana de agosto y en él se pueden encontrar cervezas de todo el mundo como la Tsingtao china, la alemana Beck’s, las japonesas Kirin y Asahi, la danesa Carlsberg, la Corona mejicana, la holandesa Heineken, la Tiger de Singapur o la Budweiser americana, entre muchas otras.


R de Reserva: quizás la única oportunidad de conseguir un asiento en una de las carpas de la Oktoberfest y evitar los problemas de Entrada limitada. Las reservas se abren un año antes del festival y normalmente los visitantes más asiduos tienen prioridad. Si consigues reservar, tendrás que pagar por adelantado y la entrada normalmente viene acompañada de dos cervezas y una porción de Hendl. Aunque es difícil planificar con un año de antelación, cuando veas la cantidad de gente que se queda a las puertas de las carpas y tú puedas pasar, te sentirás más que satisfecho de haber reservado.


S de Saupreiß: el término común, y no ofensivo, con el que los bavareses denominan a las personas de más allá del “Weisswurst Equator.” Este “ecuador” está delimitado por el Río Danubio, al norte de Baviera.


T de Turistas: grupos de personas que forman parte de los 6 millones de visitantes que acuden cada año a la Oktoberfest. Los habitantes de Múnich definen como “turista” a todas aquellas personas que viven fuera de la línea circular del S-Bahn, y que por lo tanto deben tomar el tren, el coche o incluso el avión para llegar a la Oktoberfest. La palabra “turista” a menudo tiene el mismo significado que Saupreiß.


V for Verloren: es el término alemán para “perdido” que puede utilizarse tanto para cosas como para personas. Aunque hay una oficina de “Objetos Perdidos” abierta cada día de 13h a 23h durante el festival, quizás lo mejor es acudir a la policía, sobre todo si no encuentras a uno de tus acompañantes. Pero que no cunda el pánico: hay muchas probabilidades de que el “desaparecido” se haya refugiado en la Kotzhügel o esté de fiesta con un nuevo grupo de amigos.


W de Wiesn: el término bavarés para Oktoberfest. La Wiesn atrae cada año a Múnich a más de 6 millones de personas de todo el mundo. En muchos otros países también se pueden encontrar variantes de este festival como, por ejemplo, en Brasil, en Canadá, en Estados Unidos o en China. Para saber más sobre estas celebraciones, no te pierdas nuestro artículo sobre “De vuelta al mundo por las Oktoberfest”.


X de Xanthippe: término utilizado para definir a aquellos camareros que sirven cerveza y no te prestan la más mínima atención. Aunque la tengas en mente, es mejor no utilizar esta palabra, ya que tus posibilidades de que el camarero te empiece un nuevo Maß se reducen prácticamente a 0.


Y de YouTube: un buen canal para compartir vídeos y experiencias durante la Oktoberfest. Si quieres algo más inmediato, prueba con Snapchat o Instagram Stories.


Z de Zuzln: el modo correcto de comer tu Weißwurst. Para degustarla como se debe, tienes que realizar un pequeño corte en la salchicha y retirar la piel con los dedos. Si no sigues este ritual, será obvio que eres un Saupreiß o un Turista.

Show 0 Comments